Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
RICOS Y POBRES

25/01/2014.

Al menos que yo recuerde bien y seguro que no me equivoco, la generación de mis padres tenía bien interiorizado lo de que «siempre habría de haber ricos y pobres», como una premisa incuestionable de la realidad sociológica implantada y conocida, por los tiempos de los tiempos y a merced de cualquier contingencia que pudiera mejorar o empeorar según el «astro» político que decidiera lo contrario, por supuesto. Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Y casi nos llegamos a creer, hace poco, que eso podía ser algo del pasado, superado y olvidado, ¡ilusos!, y hasta nos hicieron creer que el techo se había volatizado y que los pobres solo eran una antigualla de recuerdo amable y liviano; ¡felices tiempos! en los que nos llegamos a creer la bola mientras que “los agraciados” entre los pobres de toda la vida llegaron a tocar el cielo de la abundancia, crédulo y codiciosos como sus mentores, los deshumanizados ricachones.

            Pero y por eso mismo la realidad es tozuda y a menudo nos devuelve de un papirotazo al puro y crudo suelo de andar por casa.

            Porque, hoy en día, la desigualdad se agiganta y el abismo se vuelve insondable. Y por lo visto la voracidad y la codicia son insaciables en las clases más altas, dirigentes y desahogadas. Tanto como para poder asegurar que el 1% de la población más pudiente en EEUU, como muestra, concentra el 95% del crecimiento y la riqueza en estos años de post crisis, y no sufren ningún cargo de culpabilidad, ¡seguro!. Tanto como para que nos recuerden que, únicamente 85 personas, 85 ricos en nuestro querido mundo, nada de porcentaje, acumulan más riqueza que la mitad de sus congéneres humanos en el mundo, aldea global, pobres de solemnidad sin nada que alegar como atenuante o agravante,. .  .y así podríamos continuar hasta redondear datos exportables a cualquier rincón “civilizado” del planeta Tierra donde un 80% de la riqueza queda en manos de un 20% de la población, y al revés para el resto, hasta que toquen repartir migajas de nada.

            Y así están las cosas, incluso agudizándose y ahondando la desigualdad, como para que los “callejones sin salida” sean los últimos horizontes de insignificante grandeza. Hasta el extremo de que las peleas y las reivindicaciones habrán de limitarse a exigencias muy puntuales, muy pequeñitas, que aspiren a mejorar aspectos “demasiado urgentes, tanto como mínimos y alcanzables”, aunque solo fuera en el imaginario victorioso de los pobres creyéndose que han ganado.

            Mientras la actualidad nos entretiene, . . .con los clásicos, el fútbol y sus héroes en calzonas, de hasta 97 millones el fichaje más flamante,  la iglesia y sus demonizaciones, lástima de homosexuales sujetos a “la normalización” con que les persiguen, con lo fácil que para algunos príncipes de la iglesia es hablar de “las deficiencias de los demás”, obsesionados con las braguetas de los demás, el chismorreo lacrimógeno y repulsivo televisado y elevado a la categoría de esencia humanizada, peleas internas, reivindicativas  que distraigan y distorsionen, con la mentira hecha un eufemismo o un eructo según proceda y pretenda envolver, engañar, manipular, .  . .mientras los ricos se enriquecen desvergonzadamente, mientras los pobres van aumentando sus legiones de parias buscando “un sitio al sol”, siquiera para lamerse las heridas de la impotencia y la indignación, siquiera aunque solo sea desde un rincón insignificante, y otro, y otro, sin que llegue a notarse que los pobres representen . .  .la más mínima amenaza.

            Torre del Mar  24 – enero – 2.014

2390285 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO