Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
¿HUYENDO HACIA . . .

01/02/2014.

Adelante, hacia ninguna parte, hacia el abismo. . .? siempre aguardando una señal conciliadora, un gesto amable, una condición humanitaria, un horizonte más allá del miedo y el desamparo. . Fuente: ANTONIO GARCIA GOMEZ

Huyendo ordenadamente, al dictado de “esto es lo que hay”, tal vez porque se va asumiendo la realidad recortada que nos sirven, en medias verdades y mentiras agigantadas, repetidas, machaconamente en los puntos más débiles del cuerpo social que se repucha, que se paraliza, que espera poder escapar por cualquier gatera que se le presente, a la desesperada.

                              Amartillados por el alud de malas noticias, de insensibles medidas, por el bien de quien sueña que, tal vez, él pueda ser, esta vez, el afortunado, en la fila que va dirigiéndose hacia el acabose de toda esperanza, mientras nos aleccionan y encaminan, mientras dejamos de ser alguien para convertirnos en masa, en masa teledirigida, en multitud caída en desgracia, sin otra posibilidad que no significarse mucho fuera de la fila, de no llamar la atención más de lo debido, porque siempre puede llegar la buena noticia que nos saque del marasmo, a ti o a mí, mientras a nuestro alrededor se enfanga la ciénaga de corrupción e indecencia y nosotros también vamos cayendo. .  .en el desaliento, y con todo seguimos aguardando que van a cambiar las cosas, . . . ¿muy pronto?. . . en tanto solo se han llevado al vecino de enfrente, y al de puerta con puerta. . . cuando aún soñamos con salir bien librados después de todo.

                              En tanto en las alturas la vida continúa, . .  .naturalmente, parapetados los mandamases en su corporativismo letal, sabiendo que, al fin y con todo, ellos están fuera del atolladero, porque su coraza es impermeable e impenetrable, porque ríen y se saludan y saben, muy bien, que no les salpicará el malestar, porque, al cabo, están rodeados de sus fuerzas servidoras y protectoras, porque están a salvo, porque no tienen remordimientos y son ajenos a cualquier responsabilidad, porque a la postre aún  nosotros creemos que llegaremos a salvarnos mientras ellos saben que la sentencia ya está firmada.

                              Huyendo siquiera hacia la felicidad soñada, inducida, sujeta al consumismo que “¿nos hará libres?”, una y otra vez, en el fracaso existencial de quienes, apenas y solo eso, aspiraremos a ser consumidores de la dicha que nos pongan a nuestro alcance, aunque nos tengamos que dejar la piel y la vida en el infructuoso intento de llegar a “ser como ellos”, “teniendo más que siendo”, ahora que a demasiada gente no le llega ni para matar el hambre y el desamparo, habiendo confundido hace tanto “precio y valor”, ahora que millones han de recorrer los contenedores, sin ocultarse, por “espigar” la escoria del sistema que también. .  .es aprovechable, digerible. . .sujeta a la humillación castradora de verse hundidos, definitivamente.

                              Cuando resulta que la banalidad del mal ya planea sobre las rapaces que van acumulando grasa y proteínas de nuestros propios restos. . . antes de que vengan a insuflarnos otros “siete años de vacas gordas” y lleguemos a pensar, una vez más, que el cielo, esta vez sí, está a un tris de dejarse tocar.

                              Entretanto la fila continúa, torpe y asustada, hacia ¿ningún sitio, hacia el fin del mundo, hacia la desesperación más absoluta y aterradora. . . ahora que ya hemos perdido la capacidad de soñar?. . .

                              Mientras uno repasa la prensa y encuentra pistas sangrantes, aterradoras, cuando suspiramos por un resquicio de esperanza. . .

                              “El PP aboca al archivo una docena de casos de torturas y genocidio. . . José Couso, las torturas de Guantánamo a españoles, Carmelo Soria, Ignacio Ellacuría, . . .”. “Carpetazo a la justicia universal”.

                              “Argentina contiene la respiración y la población teme los efectos del vendaval monetario. .  .”

                              “¿Cuándo nos dejará esta banda de judíos para que podamos disfrutar de la vida” Margarete Himmler

                              “Los nuevos ricos del China buscan en Occidente un refugio para sus familias y fortunas ante el temor de ser investigados”.

                              “Hemos perdido una ocasión en Davos”.

                              . .  .Y aún hay quienes creerán que la fila no tiene ya destino prefijado, ahora que callamos tanto por ¿si es verdad lo que nos prometen . . .?.

                              Torre del Mar 31 – enero – 2.014

2390342 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO