Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
LA MENTIRA

10/03/2014.

«Se habla de conducta irregular, no de corrupción». Cospedal. La mentira es sinuosa, resbaladiza, descarada y altiva, como una sabandija acorralada, traicionera y mezquina. La mentira es arquitectura huera, andamiaje chapucero y amenazador. La mentira es cautela nauseabunda, retruécano cobarde, el eufemismo en estado puro, nefando e infame, determinación perversa por engañar, disimular, impostar, negando la evidencia cuando proceda, incluso sin necesidad, acogotando el coraje, achantando la necesidad de la verdad. . .en apuros Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

La mentira enfangada en la miasma, la impudicia recreada y elevada a los altares, el espantajo con abalorios, la rendición sin condiciones.

                                    La mentira es la involución, permaneciendo a flote cueste lo que cueste, la recreación del dogma, la invención de lo imposible.

                                    La mentira es mentira y es simulacro, estrategia, crueldad ante la verdad que pierde paso, ante la mentira insaciable.

                                    La mentira es un juego, la mentira es la verdad incontestable, admitida la realidad, construida gracias a la mentira. . . como la única posibilidad, la mentira en el saco roto de la verdad atormentada. . . que no encuentra eco, la mentira enseñoreada sobre el alivio final. . . cuando nada podrá volver a ser como debió llegar haber sido. La mentira erigida verdadera, por la mentira hacia la verdad consagrada como oficial, única y redentora.

                                    La mentira como un juego, la mentira en la verdad instalada, incontestable, admitida para conformar la realidad. . . como única y cierta, la mentira recreada en el alivio reconfortante, cuando nada pasa, . . . por haber pasado. . . como nos la contaron, la cuentan, la contarán, sujetos a todos los cuentos, ¡definitivamente!.

                                    La mentira ensalzada cuando es descubierta, como coartada en la gracia evanescente, en la inopia de quienes llegaron, llegarán a creerse la mentira incuestionable, desactivada la verdad que ya es mentira desteñida de certeza.

                                    Tal vez porque ya no necesitamos la verdad que nos dejaría desnudos. La verdad desactivada, crédula y débil como para caer en la celada que nos vaya dejando a su merced, en las zarpas de la mentira insondable, voraz e insaciable.

                                    Porque tal vez nos deberían poner sobre aviso, de tiempo en tiempo, a expensas de la mentira que ya nos tiene en su poder, instalados en el paripé y la parafernalia, mientras los iniciados interpretan el ritual y exigen la pleitesía debida a la mentira ungida, al fin, de verdad revelada, ¡al fin y de por vida!.

                                    Torre del Mar 6 – marzo – 2.014

2389471 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO