Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
DEFLACIÓN

14/04/2014.

En un vaivén de vértigo, sin que se llegue a entender casi nada, de la inflación a la deflación, de la deflación que nos amuerma a la inflación que nos enervaba, cuando nos las prometíamos tan felices, desde nuestra precaria ansiedad, como si de la burbuja fuéramos a pasar al aire libre, cuando nos damos cuenta ahora que no podemos escapar del atolladero en que nos tienen. . .»tan cocinados», vuelta y vuelta; ahora que se inflan los precios, ahora que se estancan los precios, sin que nada se acerque al valor real o figurado de las cosas, siempre suficientemente algo fuera del alcance de quienes andamos volcados de un lugar a otro por entender de qué va la escapatoria imposible. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Hasta hace poco campaba a sus anchas la inflación, con todo subiendo por las nubes, sin que llegáramos  a alcanzar la satisfacción de lo adquirido, sujeto en todo caso a una inminente subida, en una locura que nos impelía  a seguir consumiendo hasta el despropósito, porque todo “podía valer un poco más” mañana, y la inversión era cuasi obligada, si no se quería ser un imbécil por “no aprovechar la oportunidad”, . . . de comprar hoy a la baja y vender mañana embolsándose el gordo del cambalache. Inflando que inflábamos la burbuja hasta la traca que ahora nos tiene a todos manga por hombro, cuando las oportunidades las pintaban calvas.

                        Hasta hoy cuando se ha invertido la tendencia, ¡vaya con la economía del demonio!, o la necesidad que aprieta y estrangula. .  .cuando todo puede valer un poco menos mañana o lo mismo, es decir que no merece la pena “invertir”. . . quien pueda invertir . . . porque no hay margen para la plusvalía, la ganancia obscena, el pelotazo y la recalificación, . . . porque nada vale lo que pagamos por ello, ni siquiera apurando los céntimos al justiprecio, porque no nos satisface el recorte de los precios, porque seguimos y seguiremos en la brecha de la precariedad impuesta desde las altas esferas, o desde las ranuras de las cloacas, abiertas para poder sobrevivir siquiera, cuando resulta que ahora nos avisan que siempre “habrá que pagar un poco por encima de nuestras posibilidades”, . . . porque resulta improductivo que todos nos acostumbremos a pagar “menos por lo imprescindible” si es que resulta que no tenemos ni “ese poco”, . .  .cuando de lo que se debe tratar es, por lo tanto, de que andemos con la soga al cuello para estimular a los facinerosos, pimpantes y untuosos, empiringotados de seda y percal, para ir pegando bajonazos que vuelvan a llenar sus arcas, de la necesidad de los desgraciados que harán mal prometiéndose que las cosas puedan estar mucho tiempo. . . a su alcance. . . por si se acostumbran.

                        Así que demonicemos la deflación bajo la advocación del estrangulamiento que nos quieran ir suministrando, en un trágala indecente que nos irán explicando los economistas de guardia, ¡qué buenos vasallos si hubiesen buenos señores! al servicio del poder omnímodo, en el pináculo de su altanera iniquidad, para que todo siga sobre ruedas: ahora toca invertir hasta lo inaudito, creyéndonos que nos vamos a enriquecer, ahora toca envainar el consumo por la razón contraria, porque “es muy peligroso que todos podamos acceder a unos precios bajos, muy bajos, bajísimos”. . . y que sin embargo den como para mantener a una cuarta parte de la sociedad en estado de miseria galopante. . . Porque a los de arriba no les gusta que resuellen los de abajo.

                        Por eso mismo nos vuelven a avisar del peligro que corremos, siempre a merced del naufragio que nos revolea de arriba de la ola al sumidero del corazón del tifón, de tan arriba, empeñados de por vida, a la inerte economía que se muera de inanidad, . .  .con una ciudadanía que irá asumiendo los sopapos vengan de un lado o del otro.      Torre del Mar 6 – abril – 2.014

2389470 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO