Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
¿D I Á L O G O?

22/04/2014.

Una vez más y todas las que haga falta repetir, sobre la necesidad del diálogo, ¿entre sordos y mudos?, cada quien instalado en sus posiciones inalterables, desde las verdades inasequibles que, de nuevo, cada quien, y por supuesto, ha ido pergeñando tras el empecinamiento irreductible que haya llevado a que cuando ya toca, siquiera reunirse, solo quede apelar al diálogo como un eco que se repite. . . hasta el desvanecimiento. Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

En un alarde infatigable y huero de llamada al diálogo, tan mentiroso como inane, sabiéndolo muy bien los contendientes que harán como que se entregan, sin entregarse del todo, en un arabesco de argumentaciones tan vacías como sesudas, alambicadas en unas construcciones formales que hagan por anonadar a la parte que les corresponda, sin que nadie haya movido un ápice de sus posiciones, mientras se instalan en la necesidad del diálogo, como si de un viático se tratara, que fuera  a salvar in extremis la agonía de las posiciones enfrentadas.

                     De acuerdo a la ley o bordeando la ley, esa misma ley que saben saltarse a la torera, incumplirla y hasta cambiarla, según vaya conviniendo a su poder formal y constituido, como para que ahora cada parte arguya su razón incuestionable, en aras del “derecho a decidir”, sacrosanto derecho. .  .aunque con los matices que cada parte decida, con una ciudadanía expectante a la que se le ha adjudicado una minoría de edad que no se corresponde con la necesidad sobre la que naufraga a diario, esa ciudadanía que sabe muy bien o no, depende de cada momento, de cada situación, de cada emplazamiento publicitado. .  .como para que, en cualquier caso, sea la verdadera protagonista del “derecho a decidir”, un derecho que por cierto se está convirtiendo en un arma de arrojar al contrario,. . . tal vez, porque se sospecha que después de todo será inofensiva. .  .la verdad, porque solo se sabe mentir, disimular, engañar y ocultar la devastación que avanza en prurito del afán particular de la soberanía que cada parte quiere salvaguardar a toda costa.

                     Entre los catalanes que “quieren decidir” y los españoles que tienen derecho a “decidir”. En nombre de sus líderes esgrimiendo argumentos, razones y amenazas veladas, contra la realidad que será o no será, de los pueblos, las gentes, los individuos decidiendo a quienes y con quienes acercarse a dejarse la piel por ellos, mientras se apela al “diálogo falaz” y se obvia la realidad esquilmada, la verdad de unas tierras y unas gentes, de unos “vientos del pueblo” que cantaba Miguel Hernández y que quieren  agostar antes de que arraiguen, contra la naturaleza de las cosas y los votos, contra la precariedad y la penuria de las personas, contra la libertad y la fraternidad, contra las fronteras que se erigen y se defienden con concertinas y hombres y mujeres armados al servicio de los poderosos, poniendo en entredicho el derecho a decidir que es sagrado  . . . porque nadie “puede poner cancelas al viento”, ¡seguro! cuando resulta que después de tanta llamada a la unidad y a la inviolabilidad de las fronteras y las identidades nacionales, nada es tan cerril y tozudo como la fuerza y el coraje de una mayoría, una mayoría de quienes no quieren o quieren lo contrario, porque nada es inmutable y todo es relativo. .  .incluso “el derecho a decidir”. .  .¡decidiendo!. .  .porque si no ¿por qué se tiene tanto miedo a que la gente se exprese, decida?. .  .decidiendo lo que se es capaz de percibir y votar y decidir. . . porque el destino está en el coraje, en la decisión, en el voto, en la rebeldía, en la ciudadanía de una ciudadano/a igual a otro ciudadano/a.

                     ¡Y que no lo olvide nadie!. .  .aunque callemos tanto . .  .

                                                            Torre del Mar 8 – abril – 2.014

2666630 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO