Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
D O N Q U I J O T E

02/05/2014.

Don Quijote de La Mancha, Don Alonso Quijano, hidalgo viejo y enjuto, voraz lector y esforzado caballero, hombre lugareño y pacífico. Don Quijote, el Caballero de la Triste Figura, Don Quijote el loco, Don Quijote el cuerdo. TEXTO: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Don Quijote y Sancho Panza, vereda sin fin, camino y horizonte abierto, sin rumbo, hacia la gloria, con la sensata ramplonería del sabio escudero en la rodela del valeroso caballero, pedregal en derredor, venturas y desventuras por pelear y descubrir.

                                                            Don Quijote y Sancho Panza, en el corolario de nuestro adn hispano y trotamundo, por los vericuetos de las hazañas soñadas, en el remanso de los sueños enamorados, erguidos e infatigables.

                                                            Don Quijote y Sancho Panza, Sancho y don Quijote, amo criado, criado y amo, tiernos y nobles como delirios de humana grandeza, hollando el polvo de los caminos, las penas de los hombres y los ensueños de los imposibles.

                                                            Don Quijote y Sancho, tan decididos, tan deslumbrantes, tan cercanos a la fragilidad de quienes buscan desfacer entuertos y devolver honras, sin ambición ni doblez, con la galanura de los caballeros andantes, con la reciedumbre de los escuderos que saben de la vida. . . de a pie, por no ser muy distintos a los sujetos de la redención merecida, lanza en ristre, picando espuelas, sobre la grupa del asno manso y reservado..

                                                            Don Quijote en el crisol de la encrucijada que nos enfrentará a nuestros dioses y demonios, libres y venturosos, tan nuestros, tan reconocibles, tan escasos, caballero y escudero, a lo largo y ancho del desolado paisaje de quienes somos a diario, damas y señores principales o villanos de la geografía paisana de nuestra tierra, en la soledad de las ventas singulares, al rebufo de la polvareda de los caminos sinfín, en el coloquio eterno de quienes saben mirarse, tal vez para confiarse, tal vez para reconocerse en el intento baldío de comprender lo que no se explican. . . Don Quijote sobre Rocinante y Sancho Panza sobre su retranca.

                                                            Don Quijote y Sancho Panza cabalgando sobre sus quimeras, a galope de sus afanes y hazañas, por realizar, fiero el ánimo, hurgando en la maleza de la desventura humana, por enderezar desafueros e injusticias, al alimón por establecer el idealismo imprescindible que nos permita seguir respirando, sintiéndonos vivos.   

                                                            Don Quijote y Sancho, amo y criado, señor y escudero, espíritu y razón, idealismo y sentido común, nobleza y gloria, honor y resuello para ir tirando en el laberinto de los caminos que no llevan a ningún sitio, en el confín de los anhelos que nos dejarán seducidos por cada anhelo soñado y logrado, logrado y alcanzado. . . al fin de todos los caminos que se confunden, cruzan y regresan al lugar de nuestros recuerdos, al recuerdo de nuestro último hogar. . . bajo el cobijo de las lecturas ensimismadas, de los silencios que nos dejan soñar a solas, exactamente, al trote. .  .junto a don Quijote y Sancho.

 

                                                            Torre del Mar 24 – abril – 2.014

2472071 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO