Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
L O S C L A V E L E S D E L A R E V O L U C I Ó N

06/05/2014.

«El sentimiento es de frustración por no haber conseguido mantener lo buscado con la revolución. Los ideales están vivos en el corazón y en la mente de los portugueses pero el sistema es tan opresor, aquí como allá, que no permite mantener lo que se consiguió». JoseMoreira da Silva texto: ANTONIO GARCÍA GOMEZ

En la revolución de los claveles, en la vecina Portugal de nuestra indiferente desconocimiento, desde el desprecio de los ignaros insolentes que se creyeron superiores, mientras nosotros tragábamos quina hasta el último segundo de la nauseabunda agonía, cuando ya el aire fresco había festoneado las tierras lusas de ilusión y libertad, cuando aquí aún habríamos de soportar la vergüenza del desenlace mediático.

                                                            Recuerdo que aquel abril yo “servía a la patria” uniformado de marinero, y que me enteré de la revolución de los claveles, ni recuerdo con qué contenido, en un bar junto a mis amigos marineros de leva, frente a un televisor, en blanco y negro, con la ilusión silenciada de quienes sabíamos que algo se había movido entre nuestros vecinos peninsulares, y que ese algo era fresco como el futuro que imaginábamos, apenas atreviéndonos a reclamarlo, a la carrera, frente al orden establecido..

                                                            Recuerdo que algo de orgullo ibérico se nos quiso contagiar, sin saber muy bien de qué se trataba, un poco a ciegas, con algunas imágenes que arrebataban las entrañas de quienes pudimos y quisimos emocionarnos imaginando que el fin de la dictadura, por lo tanto,. .  .sería inminente e inexorable.

                                                            Recuerdo que, en cuanto pude viajé a Lisboa, que recorrí calles y sedes, plazuelas y plazas, palpé sensaciones y esperanzas, escuché canciones y marchas, escuché y pregunté, hablé y seguí escuchando, aprendiendo, sintiendo. . . al paso de “o povo é quem mais ordena”. . . con la fiereza de la nobleza y el orgullo recobrados, desde la aridez de la tierra y las gentes alentejanas de los

secarrales y los latifundios, desde la revolución que creímos imparable, contagiosa, desde la revolución de los claveles creciendo en los maceteros que eran los fusiles apagados, encendidos de paz, solidaridad y libertad, en la Revolución de los claveles, cuando yo me dejé seducir por el empeño revolucionario, tan vital e ingenuo, como todos los esfuerzos revolucionarios a pie de calle, a ras de gente común, esforzada, a título de plebe rendida y explotada, rompiendo contrafuertes y empalizadas, dictaduras y cortapisas, por respirar aires de libertad e igualdad, por sentirse siquiera un tiempo corto libres e iguales, para caer, de nuevo y antes que después, en la derrota solapada, en la vuelta al principio de la nada envuelta en papel de la mentira adobada de democracia inerme, de democracia agotada, de democracia presa de sus amos y dueños, en el vol a vent  de la desesperanza reconvertida en rabia y resistencia, en revolución pendiente, al aire fresco de la revolución inagotable. . . en los corazones y las almas de los mejores, los más humildes, los más pobres, los más valientes, los mejores. . . porque como se definen nuestros hermanos lusos: “la capacidad de sufrimiento de los portugueses es infinita”. .  .

                                                            “En cada esquina un amigo”, “tierra de fraternidad”. . . y sobre todo “el pueblo es quien más ordena”. .  .José Alfonso.

 

                                   Torre del Mar  25 – abril – 2.014

2620202 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO