Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
E L I N T R Í N G U L I S

19/05/2014.

El intríngulis de la cosa de «educar», según los cánones oficiales y tal y tal, conformando proyectos curriculares y tal y tal, según yde acuerdo con las leyes cambiantes que da la gobernanzza en la educación legal, oficial, homologada y tal y tal. . . aunque solo sea para singularizarse y enfrentarse al adversario político. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

La educación, pues, y/o la enseñanza de  nuestros niños mozos, en un sin vivir reglamentado y tal y tal hacia el sumidero que los vaya  seleccionando, de la excelencia a la marginalidad más relegada, . . . según meritaje incorporado, según los parámetros debidos y el apaño correspondiente para que nada ni nadie se salga del carril correspondiente.

                                                            Porque resulta que, en el fondo, aquí nadie se engaña y todo se da por asumido, con resignación beata y contrita. .  .por no merecer el aprecio de la oficialidad enseñante.

                                                            Que cuando uno va a la realidad de a pie de clase, nada ha cambiado y todo continúa afín a la permanencia de la educación . .  .demasiado cerrada sobre sí misma, cuidándose de no dejarse pillar . . .en falta, en las personas de sus titulares, los maestros y profesores..

                                                            Porque todo empieza cada quincena de la misma manera, con el maestro o la maestra, en plan mistérico, áulico y orate, anunciando “la buena nueva” del tema que se presentará sin excusa, como algo inexcusable para ser aprehendido y “aprobado”. Lo mismo dará tener que aprenderse los pronombres recíprocos que rebozarse en las triquiñuelas de los comunes denominadores, . . . y así lo que “se le haya ocurrido al maestrante en líder, guía y faro”, para que puedan “alucinar” los alumnos pillados en falta y en ignorancia supina ante “los novedosos conocimientos” que se les presentan,. .  .para ir desentreñando el misterio, pasito a pasito, con breve, brevísima explicación clarividente y alud de ejercicios, muchos ejercicios, de manual, para ser corregidos y “hacer días” para culminar en el examen correspondiente el aprendizaje calificado, ni fácil ni difícil, que deje las cosas en su sitio, puntuados los niños de sobresalientes a deficientes y cada quisqui elaborando su “currículum vitae” desde tan infante edad, para que no se anden a engaño ni los pelanas que apunten a “deficientes”.

                                                            Corriendo el peligro, en cualquier caso, que los alumnos, a pesar de todo, puedan comenzar a “comprender” lo que están estudiando, y. . . entonces lleguen a “poner en aprietos” al maestro que siempre “ha de mantenerse por encima de los educandos”, que habrán de observar un papanatismo hacia cuanto se les ofrezca, exactamente, para que estén siempre a merced del “educador”. . . .que antes que tarde, ¡hale hop! cambiará la quincena y la temática a explicar y a mostrar como si fuera algo nuevo e inescrutable, puestos los niños una vez más en el brete de verse inermes ante las explicaciones “novedosas”, brillantes del profesor explicándose, explayando “la temática nueva”, más poco que mucho, antes de volver a los ejercicios que, de nuevo, habrán que cumplimentar uno detrás de otro hasta el “callito” en el dedo de escribir.

                                                            Y así en una continuación sin solución, para que, en todo momento, la inopia sobrevuele la seguridad frágil de los niños, para que, a la postre se mantenga la prosopopeya dominante de los educandos sobre la dependencia de los educados.

                                                Y así continuará la selección  inaplazable de los niños que se harán adultos, arriba, en el pináculo, o abajo, en el fondo del cubo de los fracasados. .  .sin remedio, suspendidos sin apelación posible. Torre del Mar 13 –mayo – 2.014

2461890 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO