Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
ALEVOSÍA

01/06/2014.

La bondad simple y desnuda es capaz de recoger al maltratador que probablemente jamás entenderá tanta generosidad. En el rellano del miedo y el desconsuelo la pena infinita de sentirse sola, la víctima, la mujer, poderosa como un aliento de vida y generosidad. En la invisibilidad cruel, en el desengaño absoluto, en el golpe amenazador, en la tortura disimulada, en el menosprecio injusto y vil, la mujer en la diana de todos los desprecios, Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

todos los golpes, toda la culpa, al cabo,

                                    de la mujer, víctima, que no comprende,

                                    que no acepta, que teme y se esconde,     

                                    que se rebela, que denuncia y se antepone. .  .

                                    al miserable que acecha,

                                    al cobarde que atenaza,

                                    al asesino que mata. .  .

                                    y muere tendida la víctima,

                                    la mujer, la madre, la compañera, la hija. .  .

                                    el ser humano caído, que nos debería avergonzar

                                    hasta lo insoportable. .  .

                                    y sin embargo. .  .soportamos y callamos,

                                    disimulamos y callamos,

                                    miramos hacia otro lado y callamos

                                    dándonos golpes hueros

                                    en nuestra culpabilidad de cómplices

                                    silentes, mezquinos y perversos,

                                    mientras va coagulándose la sangre derramada,

                                    los golpes tumefactos,

                                    las lágrimas resecas,

                                    el miedo insuperable,

                                    el desprecio de una sociedad

                                    que no merece. .  .a sus víctimas,

                                    a sus mujeres,

                                    a la mujer,

                                    a la madre, la hermana,

                                    la hija, la compañera,

                                    el ser humano. . .

                                    que somos cada uno de nosotros. .  .

                                    heridos de muerte

                                    por los crímenes que quedarán impunes

                                    de condena social . . .

                                    . .  .

                                    18 mujeres asesinadas en poco más de dos meses.

                                    ¡VERGÜENZA Y  SILENCIO CULPABLE!

                                    Torre del Mar 21 – marzo – 2.014

2518735 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO