Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
HABLAMOS CON JULIAN

13/06/2014.

En Junio de 1986, en el Nº57 del boletín «El Copo» medio de difusión de la Asociación de Vecinos-as de El Palo, publicaba una entrevista realizada por Antonio Caparros Vida, (miembro de la junta Directiva por esas fechas), a Julián Almoguera, carpintero de Ribera, afincado desde siempre en Pedregalejo. En el mes de Mayo, de 2014 fallecía, a los 92 años de edad y delicada salud. El equipo de redacción de esta página web, quiere darle a la familia, su más sincero pésame y tributarle con su recuerdo, esta entrevista. Fuente: A.V.V. de El Palo

foto tomada del boletín

foto tomada del boletín

De camino a su taller de Pedregalejo confieso que me sentía un tanto incomodo ante la posibilidad de que no me recibiera o bien que pusiera algún tipo de inconveniente a la realización de esta entrevista. Pero, todo lo contrario; Julián es un hombre muy amable y cortés. Una de esas personas con la cual podríamos estar hablando y aprendiendo muchísimo tiempo; un hombre de expresión noble y sonriente que, gustosamente, respondió a las siguientes preguntas. Copo.- Julián, cuando y donde nació Ud.? JULIAN.- Yo nací aquí en Pedregalejo, hace 65. Copo.- Cuando comenzó su actividad artesanal? JULIAN.- Yo empecé con mi padre allá por los años treinta, cuando tenía nueve o diez años más o menos.. Pero llego un momento en que él dejó la actividad de las embarcaciones para trabajar el mueble blanco. Entonces me arrimé a un galafate antiguo de aquí, que se llamaba Manuel Teruel. COPO.- ¿Puede Ud. Contar algo acerca de la historia de la «Barca» o «Jábega», porque parece ser que son sinónimos estos términos, no? JULIAN.- Verdaderamente, la «Jábega» es una red, el arte de pescar, y a la embarcación se le ha llamado «Barca» . Sin embargo, se ha impuesto la denominación primera en detrimento de la segunda. Lo mismo ocurrió con los nombres de «Botes» o «Buseta» en cuanto que han sido suplantado por el de «Barca» en el uso común del término. COPO.-¿A qué tipo de pesca se dedicó en sus orígenes este tipo de embarcaciones? JULIAN.- Bueno, siempre se conoció para la de Jábega, es decir, echar la red a cierta distancia de la costa; dejar un cabo en tierra, volver con otro cabo o beta para después tirar de ambas cuerdas hasta reducir anchura y sacar así el copo. COPO.- ¿qué técnica utiliza Ud. En la construcción de sus embarcaciones? JULIAN.- La técnica es hacer el modelo o bien en papel (lo cual comporta ciertas dificultades),o bien en pequeña escala de uno por diez para llevarlo después a escala natural. Los procedimientos existentes son, más o menos, los mismos que existieron quizás desde hace mil años. COPO.-¿Ha realizado Ud. Algún tipo de innovación estética o dinámica en las embarcaciones que ha construido? JULIAN.- Bien, en la Jábega no cabe estas innovaciones. Se trata sobre todo de sacarle una unas buenas líneas, un poquito llena se proa, en la línea de agua y una salida más fina en la popa, lo que se llama, «Cabeza de Atún» y «Cola de Bonito». COPO.- ¿Cuál es, a su juicio, la embarcación que mejor ha construido en la playa? JULIAN.- He hecho algunas «Chalana» para la pesca del Chanquete (algunas de hasta siete metros), pero la mejor y más trabajo me ha dado y que ya hecha de cuadernas lamiadas (tablitas de cuatro o cinco milímetros), más las maderas que lleva, más el forro de la forma que va preparado, es la «Jabega» esta, que tengo aquí enfrente y que se llama «María Julia» . COPO.- ¿Qué puede costar una embarcación y cuanto suele tardar? JULIAN.- Bueno, esta Jábega me ha llevado nueve meses en su construcción, claro que iba con una mano de otra bastante larga. Copo.-¿ Que me dice Ud. De los barcos a vela? JULIAN.- Pues mire, mayormente mi especialidad es la vela. Yo he hecho, por ejemplo, cuarenta y tres barcos de vela de regata, en los 19 años que he estado en Argentina, para suecos, americanos, franceses, ingleses y algunos argentinos también. Aquí, he construido algunos Snays, algunos botes a vela para pesca deportiva y continua haciendo algunos mástiles como estos de 15 metros o estos de 10 metros de longitud. COPO.- Volviendo a la «Barca» y a su historia, ¿de qué pueblo parte esta embarcación? JULIAN.- Se sabe, que la trajeron, por primera vez, los fenicios hace unos tres mil años. Yo, en mi juventud y niñez, hablaba con señores de la marina mercante que tocaba todos los puertos y me decían que veían jábegas, al principio del siglo, por todo el Mediterráneo; incluso en el Adriático. También queda algo en la arte de Túnez y Argelia, aunque han perdido mucho su línea, según me cuentan paisanos de aquí que la han visto en resientes viajes turísticos. De manera que mejor se conserva es aquí. También la adoptaron los valencianos y catalanes. Así, en 1750 la llevan al Norte (Galicia), pero dadas las grande mareas existente allí no dieron ningún resultado. Sin embargo, aquí, en el Mediterráneo, no existe este problema puesto que pueden darse unas mareas de 80 o 90 centímetros de altura y que no corren mucho. COPO.- ¿Cuáles son los patrones de barcas más antiguos que Ud. Recuerda? JULIAN.- Bueno, de aquí, de Pedregalejo, estaba «El Cocinero», «El llave» (aunque era de El Palo), «Manolito» (que vino de la Cala), «Los Diego Sangorras», «El Gorillo» y de El Palo estaba «El Traganuo» (de la familia Toledo), «El Rosilla» y otros muchos. COPO.- ¿Cómo eran las regatas antiguas? JULIAN.- Recuerdo de haberla vista de 11 remos, sobre todo en los años 31y 32, en los primeros años de la II REPUBLICA. Después, a medida que las embarcaciones se fueron acortando (junto con las artes de pescar: la Jábegas, se hicieron de nueve remos y, en años posteriores, hasta de siete remos. COPO.- ¿Le gusta su trabajo? JULIAN.-Pues sí, siempre me gustó y me tiró mucho. Ahora bien, considero que fue una gran suerte encontrara un ingeniero naval que se llamaba Goitre y que me enseñó a trazar, abriéndome así, las puertas de esta profesión? COPO.- ¿Cuál cree Ud., que será el futuro de las barcas, piensa que la Junta de Andalucía debería de mantener y subvencionar su construcción? JULIAN.- Yo espero que sí y tengo gran esperanza en este sentido. Ya hay barcas en El Palo, Pedregalejo, la Cala (una), y el Rincón (dos), Torremolinos (una), en el paseo marítimo de Estepona (dos), y estaría bien que la Junta de Andalucía se ocupara de estas embarcaciones con un historial antiquísimo y que las convierte en las embarcaciones más antiguas de Europa y del Mundo en su estilo, puesto que se le supone unos tres mil años de antigüedad. COPO.- Cuente Ud. algo del Palo de ayer en relación con naufragios, temporales, etc. JULIAN.- no recuerdo que haya habido grandes tragedias, ni siquiera peleas entre jabegotes y patrones de barca. Si alguna pérdidas de redes con motivos de grandes temporales que ponían en graves apuros económicos a sus dueños, por las dificultades que tenían para conseguir obtención de créditos. COPO.- ¿Qué opina Ud. de los espigones y de su posible incidencia en la población de origen pescador? JULIAN.- Indudablemente, a la Jábega le ha afectado en su actividad, pero veo que es una gran cosa; sobre todo porque y fija la arena en los días de Poniente o de Levante. También para los pescadores a caña supone una gran distracción. Ofrece un medio optimo para determinados moluscos como cañailla, mejillones , además frescor en los días calurosos de verano. COPO.- ¿Cree Ud. que terminara por desaparecer las embarcaciones de maderas para se suplantada por las de poliéster? JULIAN.- Yo lo veo muy lejos, porque las de poliéster todavía cuesta tan cara como la de madera y aunque una embarcación de este tipo se puede hacer un unas 48 horas, dudo que termine por desbancar las clásicas de maderas y todo ello a pesar de que puede llevar varios meses la construcción de ésta última. COPO.- Pues nada más, Julián, sólo me resta agradecerle en nombre de la Asociación de Vecinos de El Palo y de la Revista «El Copo» sus amables palabras. JULIAN.- A Ud. Antonio Caparros Vida. Autor de la entrevista

2525030 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO