Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
S O B R E S E N S I B I L I D A D E S . . .

30/06/2014.

A flor de piel de algunos dirigentes políticos que ponen reparos a abrir comedores escolares, este verano, para que los niños que necesiten asegurar, al menos, una comida adecuada al día puedan quedar «discriminados, estigmatizados», porque puedan quedar, a la vista de sus compañeros, como niños pobres, ¡mecachis!, . . . con lo fácil que sería aguantarse el hambre un par de meses para que «no sufriera, el niño pobre y hambriento» por llegar a verse señalado, en mala hora, y avergonzado por su condición de «pobre niño el niño pobre». Texto. ANTONIO GARCÍA GÓEZ

Sobre sensibilidades de algunos desahogados principales que acusan de demagogia a cuantos acudan a la realidad injusta, más de dos millones de niños «pobres», en España, y pretendan facilitarles una comida diaria, digna, imprescindible, en tiempo de vacaciones, puestos en fila de menesterosos, «tan visibles» como para que, incluso, lleguen a darse cuenta de su situación, aunque consigan llenar sus barriguitas. . . y vuelvan a sus casas, a sus juegos, a sus sueños con la percepción de que son «pobres». Mientras se discute sobre «lo urgente y lo necesario». Lo urgente ante la premura de dar de comer a unos niños, cuyas familias no pueden asegurar su alimentación sana y equilibrada. Lo necesario para que «la política» mejore la situación global, tome las medidas, gestione para que no se produzcan casos familiares de precariedad absoluta, de desamparo vergonzante, de marginación insultante, de injusticia insoportable . . . ante tanta mala capacidad de gobernar y acertar con la capacidad de dotar de «lo necesario» a quienes son objeto de su gobierno, exactamente. . . tal vez por priorizar hacia quienes más pueden sobre los que, ya se sabe, su capacidad de aguantar y soportar es mayúscula. A pesar de tanta «sensibilidad», como si los niños no hubiesen descubierto que «¡ya son pobres!» y que, naturalmente, hacen cola para llenar sus hambrecitas infantiles. . .denunciando de esa manera la desigualdad e injusticia insoportables de las que son víctimas inocentes, incluso y por encima de la «estigmatización» que ahora les quieren impostar a sus pesaditas cargas de no tener ni para . . . un plato caliente, ni para una ropita decente, ni para un juguete de más . . .mientras a su alrededor la corrupción prácticamente generalizada avanza sin miramientos, asentada y mimetizada, con facinerosos vestidos de seda y presuntas inocencias, mientras callan quienes permitieron y permiten . . .y ahora tienen mucho cuidado . . . para no discriminar a los niños pobres de ¡puta solemnidad!. ¡Tanta sensibilidad hacia nuestros pequeños!. . . como si la marginación fuera cosa de no pasar vergüenza, sometidos al «circo» de los desahogados haciendo mutis por la desfachatez de sus inasumibles responsabilidades. ¡Pues váyanse al carajo! Torre del Mar 28 – junio – 2.014

2620253 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO