Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Ecología y medio ambiente
Beneficios de la dieta mediterránea a la diabetes
Ayuda en la prevención y control de la diabetes y protege tu corazón

04/07/2014.

La dieta mediterránea, más que un régimen alimentario, es considerada un estilo de vida que promete conservar la salud del corazón, ayudar al control de la glucosa en la sangre y reducir las probabilidades de contraer demencia, enfermedad de Alzheimer, osteoporosis, depresión y algunos tipos de cáncer. Para obtener todos los beneficios debes integrar ejercicios a tu rutina diaria, sentarte a la mesa y comer sin prisa e incluir la participación de la familia en las comidas

Aceite de oliva, nueces, pescado, frutas, vegetales y granos integrales son la base de la dieta mediterránea.

Aceite de oliva, nueces, pescado, frutas, vegetales y granos integrales son la base de la dieta mediterránea.

Esta dieta ha sido por siglos el modo de alimentarse de los residentes de la costa mediterránea y motivo de muchos estudios científicos quienes buscan la razón por la cual a pesar de que su dieta es alta en grasas su incidencia de enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y por ciento de obesidad en la población es más baja que en otras zonas. En un estudio reciente conducido en España, los investigadores querían saber cómo la dieta mediterránea puede prevenir la diabetes sin restringir la cantidad de calorías, ni aumentar la actividad física. Más de 3.500 hombres y mujeres entre las edades de 55 a 80 años, con riesgo de enfermedades cardíacas, participaron en el estudio. Por un período de cuatro años, todos los participantes debían seguir la dieta mediterránea aumentando el consumo de frijoles, pescado, frutas y vegetales y evitando las carnes rojas, carnes procesadas, mantequilla y dulces. A los participantes se les dividió en tres grupos: el primer grupo consumiría aceite de oliva extra virgen, el segundo, un suplemento de nueces y el tercero, llevaría una dieta baja en grasas. Al concluir el estudio los participantes del primer grupo, que consumieron aceite de oliva, demostraron una reducción de un 40% de adquirir diabetes tipo 2 en comparación con el grupo que llevó una dieta baja en grasas. Este estudio se publicó en la revista científica Annals of Internal Medicine.

2429684 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO