Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
CRONICA DEL FESTIVAL FLAMENCO NIÑO DE LA MORAS

07/07/2014.

Triple éxito en este festival que anualmente organizan en El Palo la Junta de Distrito, la AVV. de El Palo y casi todas las peñas del barrio. Cuando decimos triple éxito nos referimos a que se pretendían tres objetivos que fueron conseguidos con éxito: 1º Darle una oportunidad al «Niño de Chaparro», cantaor joven que comienza en el mundo del flamenco, y que se consiguió con gran éxito. 2º Homenajear a un artista del flamenco de la categoría de Pepe Soto. No pudo salir mejor. 3º Conseguir una silla de ruedas a Ismael Caparrós, joven paleño que, debido a un accidente, ha quedado parapléjico. texto. PACO LEAL

En lo artístico, comenzó el evento con la actuación del jovencísimo «Niño de Chaparro» quien, acompañado de la magistral guitarra de su padre «Chaparro de Málaga», sorprendió al respetable por su compás y buen hacer. Acordándo-se en determinados momentos del «Chino», terminó su actuación por bulerías. Le auguro buen futuro en el mundillo del flamenco.

Seguidamente se le dio paso al acto de homenaje a Pepe Soto, acto colmado de emociones. El responsable de protocolo solicitó la presencia en el escenario de los representantes políticos, entidades organizadoras, amigos del homenajeado y resto de artistas que conformaban el elenco, recibiendo al homenajeado con un cerrado aplauso que duró varios minutos.

Manolo Peláez, representante de la peña «El Palustre» e íntimo amigo de Pepe Soto fue quien glosó la figura del mismo, ofreciéndole un presente personal a su amigo, quien, emocionadísimo, se lo agradeció en el momento.

Cerró la in-tervenciones su hermana, la conocidísima artista de la copla y del flamenco Adelfa Soto, quien, como no podía ser de otra forma, encumbró la figura de su hermano y sentenció que los homenajes se hicieran en vida para disfrute de las personas homenajeadas.

Después de desalojarse el escenario, Paco Moreno, presentador del festival, procedió a darle paso como artista. Su actuación fue completísima, empezando por cantiñas, sin olvidarse de los estilos malagueños y terminando con una emotiva canción que nos puso los vellos de punta, sobre todo a los que peina-mos canas. Triunfo total de Pepe Soto, hijo de «Luquita de Marchena» y de la gran cantaora del siglo pasado «Niña de la Puebla».

Cerró la primera parte el jerezano Jesús Méndez quien, haciendo caso omiso a la silla, ocupó el centro del escenario y comenzó su actuación cantando por tonás e introduciendo algunos pregones que hicieron las delicias de propios y extraños. Continuó con una gama de soleá, y, con aires de Caracol y de su tía la «Paquera de Jerez», preparó al público para cantar por seguiriyas con lo que «se hizo escuchar el silencio» como se diría en el argot taurino. Formó el lío terminando, como no podía ser de otra forma, por bulerías de Jerez.

Hay que hacer una mención especial a su guitarrista Manuel Valencia y a sus palmeros. Una actuación muy difícil de superar.

Al comienzo de la segunda parte, la organización solicitó la presencia en el escenario de Ismael Caparrós y ante las autoridades municipales y público en general se le informó que la recaudación había sido de 4.950 €, cantidad sufi-ciente para la compra de su tan necesitada silla. El público, emocionadísimo, irrumpió en aplausos. Fueron momentos muy emotivos. Objetivo cumplido.

Paco Moreno, magnífico presentador del evento y que, con su buen hacer, repitió el éxito del año pasado, procedió a darle paso a la cantaora paleña afin-cada en Sevilla Laura Román. Su actuación fue completa, tocando palos muy difíciles de ejecutar, derramando flamencura y temperamento, y, sobre todo y más importante, gana de gustar en su tierra, cosa que consiguió. Terminó por bulerías, dominando, como siempre, el compás en el cante y en el baile.

Se cerró el festival con el baile que corría a cargo de Luisa Chicano y del «Ca-rrete», quienes al compás del cante de la gran cantaora de la tierra «La Repom-pilla» que estuvo genial. Las habilidosas palmas del «Yaya» y la flamenquísima guitarra de Luis Santiago hicieron las delicias del público y, pasadas ya las 2 de la madrugada, nadie se movía de su asiento, jaleando y aplaudiendo las genialidades del «Carrete» que repitió el éxito de años anteriores. Enhorabuena a todos. Paco Leal

 

2394622 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO