Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
El Carmen desborda la devoción

17/07/2014.

La Virgen del Carmen ya ha bendecido las aguas del litoral malagueño. Por oriente y occidente. Su presencia por tierra y por mar llena casi todos los rincones de la provincia de fiestas en su honor. Se inaugura simbólicamente un verano que hace tiempo que empezó, aunque no son pocos lo que aún respetan la tradición de no darse hasta ahora su primer chapuzón en la playa, pese a los rigores estivales. Fuente: Diario La Opinión

Cada 16 de julio se vive con especial intensidad en Málaga, pero fundamentalmente en los barrios con tradición marinera. En El Palo y en Pedregalejo saben bien quién es la Virgen del Carmen y la importancia que sus gentes le conceden. Y ayer volvieron a evidenciar su desbordante devoción hacia la Estrella de los Mares. La primera en salir fue la imagen paleña, aunque la jornada, en realidad, comenzó bien temprano, con la Misa del Alba en la plaza del Padre Ciganda a las siete de la mañana. También en Pedregalejo, con el rosario de la aurora, a las seis de la mañana, por las calles adyacentes a la playa y luego con la Misa del Alba en la desembocadura del arroyo de los Pilones, donde por la noche la imagen de Dueñas se echó a la mar. Intensas jornadas carmelitanas que se prolongan, en ambos casos, desde la aurora hasta la madrugada del día siguiente. Un día del Carmen en plenitud, de fervor marengo, de celebración exultante y jubilosa. En las Cuatro Esquinas de El Palo, el numeroso público que esperaba a las seis de la tarde se disputaba los escasos espacios de sombra ante la iglesia de las Angustias. Esperaban la salida de la procesión, marenga por antonomasia. La misa también congregó a un gran número de personas. Un cuarto de hora después de la prevista, aún no había salido la comitiva en dirección a la playa. La gente se impacientaba para ver a la patrona de los pescadores. Muchos asomados a los balcones de las casas sencillas, engalanados con mantones y con fotografías de la Virgen. Hasta que por fin elevó anclas y comenzó a andar los primeros metros, acompañada por los sones de la banda de cornetas y tambores de la Estrella, que se situó en la cabeza de la comitiva, y la banda de Zamarrilla, detrás del trono. Muchísimos marengos acompañaron a la imagen durante su recorrido. Como todos los años, El Palo se desbordó en torno a esta imagen, que iba sobre su trono de madera dorada, adornado con un gran centro de rosas rojas a sus pies y centros de flores variadas, en color blanco, entre las que destacaban las gerberas y los gladiolos. Las mismas escenas de emoción se pudieron vivir en Pedregalejo. Durante toda la mañana la imagen recibió las ofrendas florales de sus vecinos y estuvo expuesta en devoto besamanos en el presbiterio bajo de la iglesia del Corpus Christi, y engalanada con una ráfaga que, por motivos de seguridad en el embarque, no sacó en la procesión de por la tarde. Pasadas las siete comenzaba la misa en el templo, previa a la procesión

2389040 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO