Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Deportes
El Palo recupera la escuela de campeones

20/07/2014.

Regresa con fuerza el tenis de mesa al Palo, un barrio que ha tenido equipos y jugadores en los niveles deportivos más altos. Cuando el próximo mes de septiembre abra sus puertas el club y la escuela de tenis de mesa del Instituto del Palo, en realidad continuará una historia que comenzó hacia 1975 en un salón recreativo del barrio. Fuente: LA opinión DE MÁLAGA

Manuel López (izquierda), Joaquín Ruano, José Salguero y José María Sánchez-Cañete, en las instalaciones del Instituto El Palo esta semana.

Manuel López (izquierda), Joaquín Ruano, José Salguero y José María Sánchez-Cañete, en las instalaciones del Instituto El Palo esta semana.

Era el Gaypu y estaba en la calle Villafuerte. Al club de tenis de mesa Gaypu se apuntó, con 14 años, Manuel López. «Había jugadores muy duros y buenos como José Pedro Román, Fali Castillo, Paco Moreno, Antonio Mena o Andrés Cruz, que era de fuera y dirigía el equipo», recuerda Manuel, cuyo siguiente club, a comienzos de los 80, fue precisamente el del instituto, el IB El Palo. «El profesor Enrique Anciones, junto con varios alumnos del instituto montaron el club, quedamos campeones de Málaga y ya pasamos a las ligas nacionales», destaca. Manuel López terminaría convirtiéndose en entrenador del club. Allí pudo devolverle las ganas por jugar a deportistas como el jovencísimo Pedro Medina. «Tenía 11 ó 12 años y ya había sido una de las figuras más importantes del tenis de mesa en Málaga, pero ya estaba aburrido porque le habían metido mucha presión en el club donde jugaba. La idea fue cogerlo y quitarle la presión, divertirnos jugando y eso es lo que hizo». En el club del instituto también empezó a formar a un niño de 10 años llamado José María Sánchez-Cañete. «Al final de la temporada ya estaba en la selección española y había ganado grandes campeonatos». Por cierto que el padre de José María, Francisco Sánchez-Cañete, fue otro gran protagonista de la escuela –que cerró hacia 1990– mano de derecha de Manuel y, finalmente, presidente de la Federación Malagueña de Tenis de Mesa. Su hijo José María jugó en uno de los grandes, el equipo Rumadi de Córdoba y participó en un campeonato de Europa en Francia con España. Hoy, con 36 años, es la persona encargada de volver a poner en marcha el club y la escuela de tenis del Instituto, con la ayuda de Manuel López, que regresa para ser entrenador. «En septiembre arrancaremos con el club y la escuela», explica José María Sánchez-Cañete, que ha estado los últimos años con un club en el Rincón de la Victoria. El regreso del tenis de mesa al instituto también tendrá en cuenta a los mayores de 40. «No importa si una persona nunca ha jugado o si solo lo tiene como hobby, cuando se apuntan se dan cuenta de que es un enganche, da igual la edad», subraya. De que la edad no importa sabe mucho José Salguero, fundador del taller de ping-pong para mayores en la asociación de mayores de Miraflores El Palo. «Estamos en la calle Practicante Fernández Alcolea, empezamos con una mesa del Ayuntamiento y ya tenemos cuatro», explica, al tiempo que resalta el apoyo de los mayores a la recuperación del club y escuela en el instituto. Manuel López, por su parte, detalla que al igual que en la etapa que concluyó hacia 1990, también ahora podrán jugar discapacitados físicos y psíquicos. Y a José María, a quien es obligatorio preguntar por el secreto de los jugadores chinos, responde que consiste «en el trabajo y la disciplina que tienen, además de que allí es un deporte nacional y desde parvulitos ya los tienen con la raqueta». El objetivo del doble reto deportivo del Palo es volver a apuntar alto en el tenis de mesa. De momento, comenta el ex jugador de la selección española, ya cuentan con un patrocinador, Osmosis Purezza, aunque reconoce que «estaría bien» tener más apoyos. Y hablando de apoyos, el club y la escuela nacerán con dos mesas y calculan que les hacen falta cuatro más. La concejala del distrito Este, Carmen Casero, comentó al respecto a este diario que el proyecto le parece interesante y que, una vez que el club «se constituya como sociedad», podrán solicitar subvenciones. «No dispongo de partidas para mesas de ping-pong pero podemos hablar con Deportes», destacó. Ya sólo falta empezar a jugar

2460769 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO