Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
U N H O M B R E B U E N O

09/08/2014.

Miguel Pajares, un hombre bueno, un misionero en el centro de África, en el corazón de un mundo vergonzante para una Humanidad que escapa de su perversa inercia, escapando de cuanto nos obligue a pensar que hay quienes necesiten más que otros., que del mismo modo que la fortuna sonríe al 20% de la población mundial, el resto apenas tiene para sobrevivir, víctimas de la desigualdad más abyecta e injusta, en medio del hambre, la pobreza, la enfermedad, la insalubridad más flagrantes . . . Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Miguel Pajares, un hombre bueno, en el buen sentido de la palabra: bueno, entregado, valiente, pobre entre los pobres, enfermo entre los enfermos, contagiado por el virus de Ébola, precisamente por su entrega absoluta a los condenados por la epidemia letal. Miguel Pajares, un hombre bueno, repatriado a su país natal, a España, junto a otra colaboradora, también española, ejemplo y patrimonio de una Humanidad entregada a su autoaniquilamiento salvaje, brutal y homicida. . . sacado de entre los suyos, para intentar salvarle la vida, aunque sus colaboradoras negras y africanas siguen confinadas en el centro de la mortal epidemia, tal vez por ser negras, tal vez por ser africanas, mientras el sobrecogimiento y el ejemplo de tanta generosidad puede que termine por germinar en el corazón de cuantos creen que tiene sentido la bondad, la fraternidad, la entrega hacia los más desfavorecidos. Miguel Pajares, un hombre bueno, estable en el hospital Carlos III de Madrid, entre sus compatriotas, al cuidado de un gobierno que . . .»de momento se hará cargo de los gastos de la operación de repatriación. . .aunque tenga la intención de pasar la factura de tal montante a la orden religiosa a la que pertenece el misionero Miguel Pajares». Y uno no entiende nada, y uno no comprende que aún no se haya entendido que ese hombre bueno, Miguel Pajares, además de patrimonio de la Humanidad, resulta que es compatriota nuestro, español, parte de nuestro «supuesto orgullo nacional», si es que ese orgullo es capaz de sentir lo que significa el ejemplo de desprendimiento, generosidad, solidaridad y entrega hacia los más pobres, fraternidad y bondad sin reservas hacia los más desfavorecidos, para los parias de la tierra. . . Y no entiendo, pues, que ni siquiera se nombre el apartado económico en un ejemplo dramático, estremecedor de un hombre nuevo que se llama Miguel Pajares y que supo elegir que quienes más necesitaban tendrían su entrega, su esfuerzo, . . . frente al egoísmo rastrero, miserable, injusto de . . . cuantos ahora pretenden dilucidar sobre quién se hará cargo de la cuenta de un hombre bueno : Miguel Pajares. Torre del Mar 8 – agosto – 2.014

2434739 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO