Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
LA PRINCESA QUE REINÓ EN SEVILLA

25/09/2014.

Marina Heredia es una artista seductora y una cantaora atrevida como pocas. Resolver con contribuciones personales los retos que el título de »Garnata» entraña, tuvo un doble mérito: como tarea de recuperación de unos modos que demandaban actualizarse desde la memoria secuestrada, y como misión de difusión (o reivindicación) de la música granadina Escrito por Manuel Martín Martín (El Mundo Andalucía)

El triunfo de »Garnata» ha resultado pleno en su concepción escénica y musical, con un guitarrista redentor de la propuesta, El Bolita, pero con una voz, la de Marina, que ha presentado una síntesis atrevida pero eficaz y con hondura de los aportes granadinos, bien reforzados con las intenciones musicales propias de quien todo lo puede, merced al punto dramático que conviene a cada estilo y al establecimiento deuna línea melódica clara, precisa y segura.

Combinó talento vocal y escénico a partes iguales junto a esa metáfora de espesura llamada Jaime el Parrón, tanto en el romance portuense y la petenera sefardita como en la soleá alcalareña con la soleá apolá de El Portugués. Y lo hizo con ese encomiable gusto que mantiene a la biznieta de La Parrona siempre alejada de la mera exhibición narcisista, del amaneramiento y de la falta de credibilidad emocional, para luego renovar los momentos puntuales de lo absorbido por la Granada de los años cuarenta y la zambra gitana, detalles notables que pocos conocen fuera de los círculos especializados.

Cantó además sin bríos espurios, buscando antes la densidad expresiva que el aplauso fácil, como hizo en la granaína de Tía Marina Habichuela y la media granaína de Tomás Pavón; en los tientos y en las alegrías puras de Cádiz, o en la manera de quebrar con verdadera clase la quejumbre de las seguiriyas jerezanas del Diego el Marrurro y Juanichi, dejando los silencios en pequeñas dosis pero con enorme inteligencia, poniendo su técnica al servicio de una expresividad al mismo tiempo elegante y apasionada, lejos de efectismos vacuos y sabiendo ser emocionante sin perder nunca el equilibrio de la forma.

Y como cantaora sugeridora, entregada y llena de cualidades, que canta igual de pie, sentada, de lado, boca arriba o boca abajo, nos regaló dos boleros, »Quiero hablar contigo», del cubano Carlos Puebla, y el mejicano »Fallaste corazón», de Amália Rodrigues, aparte de la soleá por bulerías del Bolita, para ya evidenciar sus orígenes con los fandangos del Albaicín, la mosca con el petaco -léase tanguillos-, y sus tangos, que hoy ya son un referente para sus coetáneos, con lo que, pese a unas bulerías taurinas que no cuajaron del todo, lució los mejores tesoros de Granada, aquellos que hubieran asombrado hasta a La Faraona

. Y es que la hija de El Parrón, sobrina nieta de Juanillo el Gitano y orgullo de Concha Ríos, sacó de la Torre Cautiva de su garganta su particular Alhambra y, cual princesa Zoraida, reinó con lo que caracteriza a una artista de primera: dejar a su paso el eco de las ovaciones que Granada quería oír cuando se transmite con la voz la emoción con la que se canta

2604663 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO