Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
¡A L O S L E O N E S!

04/10/2014.

Por muy hijo de la ex infanta Elena que sea, para escarnio, pitorreo o simple cachondeo a cuenta del gran zoquete o del mayor golferas, en su tierno despertar a una juventud provechosa y fructífera, para que así el menor Froilán quede en el candelero o candelabro de las chuflas ciudadanas por haber vuelto a suspender «todas las asignaturas» del 2º de la ESO, en su versión light, de diversificación o preparado para ¿»los más torpes»?. . . de entre los chavales que se estrellen una y otra vez contra el imponderable del fracaso académico, sean quienes sean los fracasados . . . por las razones que se esgriman. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Aunque en el caso del joven Froilán se le recuerde, según las enfermeras que le atendieron cuando había recibido un tiro en el pie, como un chico «despótico y caprichoso»..

Porque con todo solo es un menor de edad y si es verdad que ha vuelto a suspender todas las asignaturas que tenía pendientes, seguramente, la responsabilidad no será solo suya, ¿o sí?. . . porque algo tendrán que «mirarse, palparse, preguntarse. . .» su familia, sus maestros y profesores, sus tutores y preceptores. . . para no haber logrado llegar a nada más frustrante que el balance que se da a toda página: el fracaso sin paliativos de un menor de edad. . .

como si eso hiciera gracia. Aunque resulte que Froilán nunca tendrá problemas de subsistencia y de engañosa autoestima, o algo así, aunque la procesión vaya por dentro y la soledad en las alturas sea más grave y dañina.

Pero uno piensa en el porcentaje de fracaso escolar, repetido curso a curso, de hasta un 35% en Andalucía de jóvenes que no llegarán a Bachillerato, sin que se carguen cuentas a nadie más que a los chavales que en tan joven edad ya cargarán, aunque no lo sospechen, con la etiqueta del fracaso. . .

Y eso sin que el sistema se ponga a trabajar con los jóvenes que no lleguen ni a la motivación mínima, ni a la excelencia exigida, . . . como para no merecer otra solución que el aparcadero de la marginalidad personal e integral.

Entretanto haremos risas sin caer en la cuenta del cáncer de un sistema educativo, de una responsabilidad irresponsable de los adultos, dejándose ir por el sumidero de la frustración temprano a demasiados jóvenes, sin más reacción que la constatación del dato, la constatación de la ristra de suspensos, a expensas de que las familias puedan seguir gastando más dinero o simplemente abandonar a su suerte. . . a los condenados a ser señalados por inútiles y golfos. . . los perdedores que hacen legión. . . o ¿qué nos creíamos?.

Torre del Mar 29 – septiembre – 2.014

2528621 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO