Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Los cantes de los puntos y aparte

05/10/2014.

»ARCÁNGEL» Recital: Arcángel en concierto / Cante: Arcángel / Guitarras: Dani de Morón y Miguel Ángel Cortés / Percusión: Agustín Diassera / Coros y palmas: Antonio y Manuel Montes Saavedra, alias Los Mellis / Lugar y fecha: Teatro Lope de Vega. 3 de octubre de 2014 (Dos estrellas) Fuente. Diario El Mundo

Un momento de la actuación de Arcángel en el Teatro Lope de Vega. ESTHER LOBATO

Un momento de la actuación de Arcángel en el Teatro Lope de Vega. ESTHER LOBATO

Cuando Arcángel abrió su recital desde un lateral con pregones, toná y fandango, para luego pasear hasta el otro lateral a fin de exponer la soleá por bulerías con fandango y vuelta de nuevo para abordar la malagueña, nos indujo a pensar que no existe la decisión perfecta, pero entre las opciones del flamenco está la de intentarlo.

Nadie tiene verdades absolutas. En cambio, en el momento que concluyó el recital por bulerías apoyado en los coros, el crítico reflexionaba cómo los artistas no pueden pasar el resto de los días sumergiendo la búsqueda de los sueños en las equivocadas aguas de la conformidad. Arcángel ha coreografiado su propia puesta en escena a fin de estimular al público, pero ha forzado tanto la espectacularidad (rever, coros, cierres guitarrísticos, repetición de cantes y abuso del ritmo machacón), que el pasatiempo musical ha superado al cante, con lo que salimos del teatro persuadidos de que tiene metas pero no objetivos, ante quien se debate entre la adecuación al miedo de vivir en el clasicismo o el matar al producto propuesto antes del intento de mostrarlo.

Entre medias buscó la perfección tonal y la afinación en los fandangos de Lucena (más fandangos con más coros), así como los tientos con tangos del eje Badajoz-Granada y el recuerdo a Morente, hasta que por fin quedó a solas con la guitarra para dejar una taranta a la que llevó al límite del falsete.

Una hora había transcurrido del concierto y los olés estaban muy caros. Menos mal que, en el ansia de continuar valorando los aportes de la tradición, se abrazó a las seguiriyas de Los Puertos, Jerez y Triana expresándolas desde tres impulsos innatos: indagar, construir y comunicar. Tres virtudes inapreciables por un público abandonado a los coros y las guitarras compañeras, asombrosas, que dejaron el camino expedito para que Arcángel por fin comprobara los apegos del respetable, a quien le cantó a »capella» en el patio de butacas por bulerías con gustosas evocaciones a Manolo Caracol. Los tientos vuelven de nuevo al protagonismo cantaor.

La estrechez del discurso tipológico se resentía tanto como ganaban los factores complementarios, y no lo decimos por la ejecución de una canción fuera del contexto de una Bienal de flamenco, sino porque tras las cantiñas con alegrías, más propias en su concepto de Salmarina que de Antonio Mairena, Manolo Vargas o Curro de Utrera, las bulerías vuelven otra vez para clausurar un largo recital que no quedará en la memoria aunque fue presentado con decoro, imprevisible por el mosaico sonoro del arranque pero decidido a salvaguardar el clasicismo no con la copia por la copia, sino con atrayentes contribuciones tonales.

El "pienso luego existo", de Descartes, traducido en Arcángel es un acto que involucra, y aunque falto de transmisión jonda, abunda en valía musical porque el trabajo de laboratorio es la base de su teoría y precisamente por ello debe aceptarse. Claro que quien quiere llegar a la fórmula del cante con la veracidad de los efectos pero sin la certeza de la hondura, le puede ocurrir como al mal escritor, que lo mejor de su obra sean los puntos y aparte

2394575 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO