Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
CRÓNICA DEL VIII FESTIVAL FLAMENCO «SIERRA BLANCA» DE MARBELLA

19/10/2014.

Un cartel atractivo y variado, que colmó el gusto de los aficionados que se acercaron al coliseo marbellí, no fue suficiente para conseguir que el aforo se completara; aunque quizá hubiera otras razones toda vez que la fecha coincidía con la última feria del jaranero y largo verano andaluz, que se celebra en una población cercana a Marbella. Y sobre todo por el escaso interés que muestra el ayuntamiento por todo lo referente al arte flamenco: la publicidad y la difusión han sido mínimas. Y la colaboración, cortita y a regañadientes. Texto: Paco Vargas Fotos: Juan Recio

Tras la palabras de bienvenida y agradecimiento de Juan Recio, presidente de la Peña Flamenca «Sierra Blanca» y alma máter del Festival, que supone el inicio de la programación oficial de esta institución, comenzó el evento a la hora señalada en los carteles y en el orden que estableció la organización:

Toñi Fernández, Pepe Lara y Juana Salar «La Tobala» , tres voces de distinto color y expresión dispar, que fueron acompañadas por los guitarristas Pedro Sierra y Paco Lara y las palmas de El Malara y El Foski.

MARIA ANTONIA FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ, TOÑI FERNÁNDEZ, nació en Huércal de Almería, en el año de 1986, en el seno de una familia gitana que cultiva con gran afición al cante clásico..Tras su primer disco, «Dame la mano», en el que colaboraron guitarristas como, Pedro Sierra, Diego del Morao, Ricardo Rivera y Jesús del Rosario, la joven cantaora emprendió una fructífera carrera artística que la llevó a ser conocida y reclamada en peñas flamencas y festivales junto a las primeras figuras. Debutaba en Marbella y dejó un exquisito sabor que nos supo a poco.

Su cante, envolvente e íntimo, lleno de quejíos sinceros y esenciales, nos convoca siempre a la pasión y al recogimiento tal sucedió en los dos tarantos iniciales, interpretados de acuerdo con los cánones almerienses, siguiendo las enseñanzas de los maestros que en aquella tierra hay. Y como el momento era propicio, continuó por seguiriyas dejando tres muestras de dramática belleza interpretadas según se hace en Jerez y Los Puertos con un emocionate y brillantísimo remate al estilo de Juan Junquera que nos dejó a todos con un nudo en la garganta y un pellizco de emoción indescriptible.

Luego vendrían los tangos y las bulerías, la fiesta, el ritmo y el compás.

Pedro Sierra se lució con su toque espectacular y certero, y los palmeros, El Malara y El Foski, echando fuego sus manos. Ella se levantó, se plantó en el escenario y se puso a cantar y a bailar. Y el público se rindió a su encanto, a su timidez y a su grandeza.

JOSÉ LARA AÑÓN, PEPE LARA, es un veterano cantaor nacido en Marbella cargado de prestigiosos premios y reconocimientos en los más señalados concursos cual es el caso del Festival del Cante de las Minas. Y reconocido y querido es en su tierra y fuera de ella pues su cante es siempre sinónimo de honradez y entrega: su voz gorda y flamenca no deja dudas de sus extensos conocimientos y de su concepto clásico del cante jondo. Salió acompañado por la guitarra amable de Paco Lara, su hijo, excelente compositor flamenco y fundador del grupo Cañadú, que le permitió lucirse tanto en la malagueña-granaína al estilo de Manuel Torre, que finalizó con un cante de Juan Breva y la rondeña natural, como en la liviana rematada con el macho de María Borrico.

Luego vendría la milonga dulzona y romántica, un cante que se aparta de su estética jonda pero que él hace para agradar al respetable. Las soleares a ritmo, sin embargo, fueron su mejor interpretación. Es un palo en el que se siente particularmente a gusto y en el que casi siempre deja momentitos de gloria bendita cual fue el caso. Conoce bien los resortes del cante por soleá y se mueve a sus anchas cuando la voz le responde.

Como todo eso se dio, su triunfo no dejó dudas entre los que escuchábamos. Y el cantaor marbellí, que ya estaba calentito, nos regaló una corta pero intensa serie por fandangos con una sobresaliente interpretación del estilo de El Gloria.

JUANA RIBA SALAZAR, LA TOBALA, según reza en su perfil biográfico, nació en Sevilla y pertenece a una familia de gitanos tratantes de ganado a la que se conoce como «Los Tobalos». Empezó a cantar siendo una niña y muy pronto se dedicó a trabajar para artistas de la talla de Farruco, Mario Maya, Manuela Carrasco, Joaquín Cortés y La Chana. Su cante ha pisado los más ilustres teatros de todo el mundo en ciudades como Nueva York, Yakarta, Tokio, Kuopio, México DF, Bogotá, Sidney, ect. Ha participado en festivales de flamenco de Andalucía, y en el teatro Real de Madrid, siendo la primera cantaora en pisar el escenario de tan ilustre teatro.

De largo registro, dominadora del compás, cantaora por derecho y con un estilo propio y sello personal, en solitario ha grabado siete trabajos discográficos producidos por el guitarrista Pedro Sierra, su marido: «Dime sí en la vida», «Jardanay», «Espejo del Alma», «Rincones de sueños puros», «Duquelas» «Azul» y «Entre Enaguas» , grabado en directo en el Teatro Central de Sevilla en noviembre del pasado año y editado por La Voz del Flamenco en 2014.

Con esta brillante carta de presentación se presentó en el Festival encabezando el cartel, pues su puesto en el escalafón flamenco así lo reclama. Salió en compañía del guitarrista catalán Pedro Sierra, que dejó muestras palpables de su maestría y su espectacular técnica hasta arrancar en más de una ocasión los aplausos de un público entregado, y de los palmeros almerienses El Malara y El Foski. Comenzó por tientos para calentar la voz quejándose con gusto. Luego cantó cantiñas, que engarzó con las bulerías gaditanas, interpretadas desde su particular estética que la define como una cantaora muy personal. En los tangos armó literalmente el taco con la colaboración imprescindible de sus acompañantes: un deleite para el oído que nos llenó de alegres chispitas el corazón. Y en las bulerías, que introdujo con una lenta y acogedora melodía, nos transportó a la fiesta flamenca, al poderío de su voz a pie de escenario y a su baile agitanado sin artificios.

Pero ahí no quedó la cosa, la fiesta continuó con todos los artistas sobre el proscenio, a los que se añadió Carlitos, el niño de cinco meses de Toñi Fernández, abrazado a su madre que cantaba y bailaba por bulerías mientras la emoción de la alegría se instalaba en el corazón del respetable: aplaudiendo con pasión, puesto en pie, demostrando su gratitud por la entrega, la profesionalidad y la calidad indudable de los artistas anunciados.

FICHA DEL ESPECTÁCULO: Lugar, fecha y hora: Teatro Ciudad de Marbella, 17 de octubre, 21:30 horas. Aforo: Menos de media entrada. Cante: Toñi Fernández, Pepe Lara, La Tobala. Guitarra de acompañamiento: Pedro Sierra y Paco Lara. Palmas: El Malara y El Foski. Producción: PF Sierra Blanca. Colaboran. Ayuntamiento de Marbella, La Voz del Flamenco, Impermeabilizaciones Rosales Quero, Materiales de construcción La Juanita

2604602 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO