Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
E L P E L O D E U N C O N E J O

10/11/2014.

«Las Cortes generales no controlan los viajes que pagan». Los parlamentarios pueden moverse con cargo a las cámaras por las provincias españolas sin dar explicaciones. texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Efectivamente, a veces solo es “por el pelo un conejo” que se deja de ser el paradigma de la honestidad y su denuncia en el partido del PP, para pasar a continuación a engrosar las filas de los que también hicieron . . . lo que no debían, a cuenta del contribuyente de a pie, como si ya no fuera uno a ser un ejemplar “verso libre” y pasar a formar parte de la rima vidriosa, al ripio rastrero y ramplón,  a los que, lamentable, estamos hartos de aguantar.

                                                           Y una más, en la hartura indeseable del pueblo, aunque solo sea por “el pelo un conejo”, que de nuevo habrá de tragarse el “sufrido pueblo”.

                                                           Y es que ahora resulta que el señor Monago, el presidente de Extremadura, de las filas del PP, también viajó a Canarias 32 o 35 veces en año y medio, sin que haya acertado muy bien a hacernos creíbles las razones que le llevara, no tanto a viajar a Canarias, sino las razones por las qué cargó el importe de esos viajes al Senado, es decir a los lomos de los contribuyentes hispanos, sin que se sepa muy bien de dónde se sacó que el erario público hubiera de hacerse cargo de sus “desahogos” viajeros.

                                                           Y por si uno no quiere taza pues se le da taza y media. Y así cuando se acude al Senado para ver que nos expliquen si, y en virtud de qué, el Senado se hizo cargo de esos gastos, resulta que la contestación es que esos desplazamientos son “secretos” y que no se tiene costumbre de preguntar el concepto y la razón por la que se viaja, ¡esas señorías y su derecho a viajar sin explicaciones!, ¡benditas criaturas, tan alejadas de las obligaciones propias de los españolitos de clase de tropa!. Como para que también le imitara un diputado de Teruel, del PP, en sus visitas a Tenerife. .  .

                                                           Por eso es entendible, ¡qué remedio! las apelaciones, entre coléricas e indignadas!, del señor Monago, teniendo que “explicarse”, declarándose inocente, fuera de toda sospecha, él que “ha viajado tanto que no lleva cuenta de todos los viajes”, y así hasta . . . el infinito de la impunidad, “per se”, en la pleitesía debida, .  .. o no, ante tan inefables personajillos, molestados en sus insignes tareas, . .  .aunque nos hayan burlado parte de nuestras contribuciones fiscales . .  .¿en sus cosas?.

                                                           Y si no, es que ¿no se acuerdan del enfado del Gran Capitán?, allá por el Renacimiento, cuando también osaron “pedirle cuentas”. Y es que aún no nos hemos acostumbrado al “costo interpuesto de una casta  tan dedicada a lo suyo”, como para que, a buenas horas mangas largas, nos pongamos, los pueblerinos burlados una y otra vez, a pedir cuentas . . . y responsabilidades.

                                                           Y luego avisarán de la llegada del lobo. .  .cuando ya se hayan encargado, los zorros del corral, de haberlo vaciado.

                                                           “Por el pelo de un conejo” el golfo puesto en evidencia. .  .que ¡señor mío!. .  .el dinero era nuestro, después de todo. . .  

 

                                                           Torre del Mar  noviembre – 2.014

2666914 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO