Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
C A L E I D O S C O P I O

18/11/2014.

Hace años, en clase, recuerdo que hablando con mis alumnos sobre el comedor escolar al que acudían bastantes de ellos, salió el tema de la buena o mala calidad de la comida que daban y de la que los pequeños, tal vez por llamar la atención o porque no les gustaba de verdad, echaban más pestes que otra cosa, asegurando que sus tretas eran eficaces para no comer lo que les servían en el plato Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Así entre sonrisas estábamos hasta que una alumna, de nueve añitos, Soliha, una etíope que había sido adoptada, un encanto de niña, inteligente, vital, trabajadora, solidaria, efusiva, generosa, optimista. .  .dijo muy seria que ella : “Se lo comía todo. .  .hasta lo que no le gustaba”. . . porque ella, cuando vivía en el orfelinato, allá en Etiopía, muchas veces había ido a buscar y recoger restos de comida al vertedero donde iban los vecinos de su aldea o poblado a buscar a limentos. Y que por esa razón ahora se lo comía todo.

                                               La otra noche cuando bajé la basura al contenedor de cerca de casa vislumbré que un hombre andaba removiendo en su interior, con un hierro largo terminado en una punta retorcida, muy atareado hurgando entre los desechos y desperdicios que se habían arrojado dentro, con un carrito a su lado, medio lleno, mientras yo me iba acercando y me iba sintiendo algo azorado por si en mi bolsa de basura bajaba yo algo aprovechable o no, para el hombre que andaba buscando, con cierto cargo de conciencia  por si no era capaz de “proporcionar” nada que le sirviera, . . . al hombre con medio cuerpo metido entre los vertidos del contenedor, mientras yo bajaba ya cenado y satisfecho y él, el hombre de la calle, aguantaba el frío, la vergüenza y el hedor que despedían los interiores de los contenedores.

                                               Según un informe de UNICEF, tres millones de niños españoles son “pobres”: así, sin paños calientes, sin más adornos :”Uno de cada tres niños en España vive al borde de la pobreza o la exclusión social”. España tras Rumanía en el récord negativo de tan trágicos datos.

                                               “Cuando Hugo abre el frigorífico, sabe lo que va a encontrar:  yogures, leche, un cartón de huevos y un Blaster de embutido, y pare usted de contar”. .  .y eso con suerte, “Paloma trabajaba como dependienta en un comercio, pero la despidieron con la crisis y ahora se dedica a la venta ambulante. En los días buenos gano 10 euros, en los malos, nada”

                                               El IBEX 35 nos dice que las 35 empresas más fuertes de España han obtenido el pasado año 11 millones de beneficios más que el año anterior. Con mucha suerte y en muy poquitos casos los trabajadores de a pie, en nuestro país, apenas obtendrán, este año, un incremento en su sueldo del 1%.

                                               Y España dicen que va muy bien: Claro que estas grandes empresas, gracias a la Reforma Laboral aprobada por nuestro gobierno, fabrican objetos, productos, bienes. . . obligados a pagar una miseria en concepto de sueldos, a sus trabajadores, expuestos a unas condicione de trabajo de semiesclavitud, en indecente precario, para que luego las grandes empresas hagan pingües negocios con el exterior, aunque la pobreza vaya extendiéndose en nuestro país y unos pocos van enriqueciéndose más y más. Y la “macroeconomía” saque pecho por el resto de los pobladores que pasan hambre, que sufren desempleo, empleo en precario, sueldos bajísimos, posibilidad de despido exprés, recortes fundamentales en sanidad, educación, dependencia. . . con uno de cada tres niños en el umbral de la necesidad y la miseria.

                                               Con un Ministerio de Defensa que “ofrece” una deuda de 30.000 millones y de euros y que ahora propone la adquisición de cinco fragatas, a razón de 800 millones cada una, esgrimiendo la razón de “para no perder la capacidad de ser operativamente independientes y, por tanto, un país soberano”. .  .

                                               Y a  uno se le van acabando las palabras aunque el escarnio aumenta, a diario, y las patrañas indecentes van tapando la indecencia y la injusticia de un no futuro innegable.

                                               Mientras se aúnan fuerzas y palabras miedosas contra el populismo. . . de quienes, de momento, nos están obligando a ver lo que sucede, lo que nos sucede, en la realidad pobre y mezquina de nuestra patria. . . zozobrando.

                                               Y de añadidura el olor putrefacto de la corrupción sistémica lo va ocupando todo, entre mentiras, medias mentiras y verdades interesadas.

                                               Para concluir que :

                                               “Los ciudadanos tenemos la pituitaria más que saturada y, sin embargo, seguimos oliendo las heces que vertieron los políticos en todas las instituciones de nuestra democracia que algunos ganaron al tardofranquismo”.

                                               Y aún nos quieren infundir miedo contra el revulsivo que se presenta imprescindible.

 

                                               Torre del Mar   noviembre – 2.014

2434889 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO