Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Rojo y gualda

04/12/2014.

Con el patrocinio del Ministerio de Defensa, el cantaor Jesús Méndez, acompañado por el guitarrista Manuel Valencia, y dirigido por Antonio Lillo, han sacado adelante este importante Cd. que para el Flamenco supone otro aporte más en que los estudiosos y público en general, puedan ampliar y experimentar a través de las letras incluidas en los cantes sensaciones distintas, incluso refrescar la memoria de nuestra historia militar a lo largo de los catorce cortes que conforman este curioso recorrido. Fuente: jondoweb.es

Como dijo en su día D. Ricardo Fernández de Latorre, prestigioso historiador de la música militar española, la música popular del soldado era tan rica y extensa que por sí sola, es digna de una antología. Para mí, que durante algunos años seguí la honrosa carrera de las armas, ha sido un reencuentro con la historia que tantas veces escuché de viva voz a los descendientes de los protagonistas de estos históricos acontecimientos de los que dieron su vida por España. Por lo tanto, vaya por delante para todos ellos nuestro más emocionado recuerdo a los acordes del himno de infantería.

Jesús Méndez con su cante, unido a los arreglos de Antonio Lillo, han sabido adaptar estos pasajes de gestas y vivencias militares a los palos del Flamenco aquí comprendidos.

Con las fiestas navideñas llamando a nuestras puertas, viene muy bien escuchar en primer lugar, unos villancicos por bulerías tradicionales de Jerez, que nos dan una idea de por dónde va a ir la alta categoría de este documento sonoro, por fortuna al alcance de todos.

“España con honra”, así son unas bonitas guajiras para el deleite y al mismo tiempo, ennoblece a este arte desde hace ya muchos años, por poner un ejemplo, nos remontamos a los discos de pizarra en los se disfruta este estilo en la voz del gran Cayetano Muriel. Tercios y matices de largo alcance de las curvas melódicas requeridas.

Jesús Méndez con su adn flamenco canta en homenaje a los héroes de Filipinas por cantiñas como hace mucho tiempo que nos escuchamos. Me alegro que haya bebido en las fuentes claras de la tradición para dilucidar perfectamente entre alegrías y las demás variantes gaditanas.

Sigue con bamberas con los timbres adecuados de recuerdos ya superados de indultos concedidos por la reina Isabel II a los del Regimiento de Garellano. El valiente soldado español es enaltecido con unas bulerías por solea de exquisito gusto engrandeciendo el palo con un soberbio juguetillo como remate.

En el corte seis, el homenaje es para las dos madres, una la que nos trajo al mundo, la otras es sin dudarlo es la patria, alabanzas en forma con los tangos de Pastora coronando con nuestra bandera roja y gualda como inspiración.

Con soleares manifiesta a España como nación de naciones con un sentido reconocimiento a los que dieron su vida en el cumplimiento del deber. Estamos ante una manera de cantar fabulosa con el compás, y además sale fortalecido para remarcar seguidamente su jondura con un martinete grandioso.

En octavo lugar, hay una dedicatoria a los españoles que murieron en 1921 en Melilla, lo ha adaptado con tangos de variada precisión sonora llenos de conocimientos y dominio que él como jerezano sabe cantar con un sello personal.

Mostramos de nuevo nuestra admiración en los martinetes en los que cuenta las desventuras y la nostalgia del soldado fuera de su patria, recordando a su novia en tierras africanas.

Jerez es tierra de muy buenos cantaores que saben interpretar como pocos las bulerías, en esta ocasión nos introducen en el valor de la legión con el título “La novia del legionario. Cambia de tercio sonoro con los fandangos naturales por el estilo de Manolo Caracol adornados con aires onubenses de El Almendro. Viene bien escucharlos, puesto que son muchos los aficionados que no los conocen.

La belleza de la mujer española, llevan el marchamo de bulerías jerezanas y de Arcos basadas en el magisterio de don Antonio Mairena, razón de más para certificar la originalidad, que casi sin darnos cuenta no va llevando al final de la audición.

Unos fandangos de Lucena con su correspondiente variedad de verdial de la tierra de la virgen de Araceli, nos traslada a otros ritmos con ancestros de los Montes de Málaga. Se despide a lo grande con el archiconocido tema ¡Ay Carmela”, película que hemos visto en algunas ocasiones. Aquí son unos tangos de raigambre y de una gran magnitud artística que Jesús Méndez ha sabido manifestar con este homenaje al glorioso Ejército Español, que ha escrito con letras de oro y sangre las más magnánimas páginas de nuestra historia

2388729 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO