Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
L O S E S B I R R O S

13/12/2014.

Imagínate que tu trabajo es ese: torturar. Imagínate un trabajo así, con sus trienios y su Seguridad Social y con la garantía del Estado, como la deuda pública. Y con la tranquilidad que da contribuir al orden Millás Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Los esbirros están por todas parte. Se mimetizan y no parecen esbirros, los esbirros. .  .que ostentan cargos de poder  y también desempeñan las labores más humildes y rastreras.

                                               Porque la principal dedicación de los esbirros consiste en desarrollar los encargos y trabajos imprescindibles para apuntalar el poder de sus amos, para sujetar el sistema incólume sobre su estructura podrida.

                                               Los esbirros se entienden entre ellos. Cumplen horarios rígidos o van por libre, los esbirros. Y los esbirros también establecen la trama necesaria para que no se escape ningún imponderable que pueda perjudicar al organigrama que . . . los sostiene a ellos, a los esbirros.

                                               Y entonces los esbirros se relacionan entre ellos, principalmente, con sus códigos reconocibles, sin moral alguna que los desnude y debilite. Intermediando, consiguiendo, por el negocio que los enriquezca, por el curro que los conceda sobrevivir. .  .al amparo del poder.

                                               Los esbirros visten buzo, uniforme o y traje de seda y raya diplomática.

                                               Los esbirros se mueven como peces en sus aguas y se devoran y engordan de la carne de sus congéneres, antropófagos insaciables, vigilándose, denunciándose, entre apretones de manos y abrazos gélidos, por sus comisiones, por sus engolfadas pretensiones, sobre el filo de las navajas de sus propias degeneraciones, con sus poses impolutas, los esbirros hocicando en sus pesebres, por sentirse algo más que los esbirros que son.

                                               Los esbirros se confunden con el paisaje que los engulle. Los esbirros torpes o espabilados, vocacionales, insaciables, sujetos a la rutina de sus obligaciones.

                                               Los esbirros mirando hacia otro lado. Los esbirros como predadores incorregibles. Los esbirros sujetos a sus obligaciones y rendiciones de cuenta. .  .antes sus amos y señores, serviles y humillados, por no salirse de lo que se espera de ellos, entre la trampa y el engaño, enfangados hasta la médula de sus almas. .  .vendidas a cada postor . .  .que eleve la puja.

                                               Los esbirros uniformados de malas entrañas e insensibilidad, inhumanos y fríos.

                                               Los esbirros sin salirse de lo que se espera de ellos. Imprescindibles los esbirros, entre glamoures de  cambalaches de timadores y estafadores, padrinazgos mafiosos y tutelajes indignos, mientras . . . quede asegurado

el sucio trabajo de los torturadores, mientras . . . se asegure el negocio continuo de los esbirros . . . alimentándose de la carroña que les engorda. .  .sin duda.

 

                                               Torre del Mar   diciembre – 2.014 

2665671 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO