Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
¡Q U É R E L I G I Ó N!

17/12/2014.

«El PP aprueba en solitario y entre protestas la «ley mordaza». «Digan cuántos inmigrantes quieren acoger y si no, cállense». Señor ministro Fernández Pero qué religión es ésta que se nos presenta mayoritaria en el desierto moral que avanza y avanza y es nuestro país. Qué doctrina nos han institucionalizado, siglo a siglo, hasta alejarla a distancia sideral del mensaje evangélico, hasta haberla amaestrado para «el bolsillo» de los mandamases y pudientes, beatos o aprovechados, tan abrigaditos en el seno «de su religión», de la religión hecha a «su imagen y semejanza». Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Cuando resulta que la primitiva religión de los pobres, del amor fraternal como primer mandamiento, de la del servicio exclusivo a los más pobres, desfavorecidos, desgraciados abandonados al desamparo más absoluto. . . aunque siempre quedara la caridad como paliativo compensatorio para disponer de una conciencia “tranquila”.

                                               Con los purpurados predicando “el reino de otro mundo” como coartada perfecta para haber llegado a la desvergüenza creciente y la impunidad insolente, altiva, soberbia, mientras se erigen junto a sus fieles escogidos, sepulros blanqueados, sabiendo que encontrarán acogida feliz y cómoda en el seno de “su iglesia”, de qué iglesia, donde “se trabaja” el miedo de los desvalidos, de los desfavorecidos, de los abandonados a su mala suerte en nombre del dios que los acogerá o no, depende de la “fe ciega”, de la “fe sin fisuras”, de “la fe rendida”; y si no acordémonos de aquello del “condenado por desconfiado”, en nombre de esa fe, esa religión que les viene muy bien a los poderosos. Esa fe inventada por los hombres capaces de “condenar” al virtuoso que duda en el último instante de su existencia. .  .ejemplar, y “premia” con la eternidad al lado del “dios verdadero” al calavera, inmoral, truhán y miserable que se arrepiente, ¡oh también!, al cabo de su vida.

                                               Y así tenemos “la ley mordaza” aprobada por mayoría absoluta, y así tenemos al muy “católico” ministro del Interior avalando y enarbolando la “ley, ¡un atentado contra los derechos humanos! Que permitirá las devoluciones en caliente de los desheredados de la tierra”.

                                               Sin que la jerarquía católica vaya a decir ni pío, ni se escandalice ante la barbaridad y el atropello, mientras su religión se recoge en la fe del interés o el miedo, contra la fraternidad universal.

                                               Y vuelve a irse a “su reino de otro mundo” para evitar la denuncia clara y contundente de lo inadmisible, injusto e inhumano, . . . aunque el ministro nos haya venido a decir que quienes fuéramos a acoger a esos desgraciados devueltos en cuanto osen hollar “nuestro sagrado suelo patrio”, ¡en mala hora!, cuando somos miles, millones deseamos que se cumplan los derechos humanos y una política de generosa acogida responda a la desigualdad consagrada, a la desigualdad insoportable, a la desigualdad más cruel y sangrante, a la desigualdad sobre la que se erige “esa recuperación económica” de la que hacen gala los miserables que mienten y  disimulan, que mienten y sobrevuelan a favor del viento de la desigualdad inadmisible . .  .por un mensaje evangélico que no se compadecería ante la iniquidad de una religión  que pisotea los principios del amor y la misericordia, la piedad y el amor . . . como único y más importante precepto. . . con dedicación sin reservas a los “débiles y desfavorecidos”. . . sin otra interpretación.

                                               Cuando la náusea invade el rostro de quienes no compartimos la ley que ampara la injusticia social más imaginable.    

                                                 Torre del Mar  diciembre – 2.014

2624490 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO