Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
«M A N D A N D O A C A L L A R»

14/03/2015.

«Se absuelve a un mando militar en la utilización de un vocabulario soez y vejatorio hacia «una sargento», lesionada en una rodilla, por considerar que tal lenguaje «era cercano»¿? y no suficientemente humillante y por lo tanto no sujeto a culpa y condena». Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

En boca del ministro del ramo, ¡de la Defensa!, en la tradición contrastada y enquistada entre los más ruines del lugar, si los hubiera que, en mala hora, “haylos”, como para “ordenar a callar”, como cuando en los tiempos pretéritos nos lo hacían “saber”, mandándonos a callar, porque sí, porque les daba la gana y podían ordenarlo, desde el ámbito institucional hasta el doméstico, como cuantas veces he escuchado mandar “a callar”, el marido a la mujer, como hace pocos días escuché en una cafetería, a un ¿señor? mandar a callar a su “señora”, porque “¡no tienes ni idea!”.  . .  y la señora ¡calló!.

                                                           En el espejo perfecto de “nuestro ministro de Defensa”, dominando los tiempos del “mandar a callar”, con el dedo enhiesto pegado a la boca, con el significado rotundo de ordenar ¡silencio!, añadiendo el gesto despectivo de mandar al silencio acogotado con esos  dedos que pretenden mostrar el “achique” de quienes pretendan “largar lo que no deban”, sea una víctima de acoso sexual, de persecución laboral, sea una representante de la ciudadanía en el Congreso de los diputados, sean quienes no queremos “volver a callarnos”, con la cobardía posterior de negar los hechos cuando es afeado el comportamiento.

                                                           Con la vergüenza de comprobar que quienes ¿nos gobiernan?  se sienten tan molestos ante cualquier apelación a que se expliquen, cuando no existe la doblegación de quienes “deberíamos callar”. . . porque así nos lo ordenan, como antaño, como de siempre, con la intención ineludible de la molestia que les provocamos  porque no están dispuestos a. . . soportarlo.

                                                           Porque se retratan, mezquinos y reconcomidos, atribulados porque “no callamos” a la primera, en los heroicos ejemplos de nuestras y nuestros mejores compatriotas, como en el caso que nos compete, como resulta el caso de la comandante Zaida Cantera, porque es ella, en este momento, quien representa a una ciudadanía que ha decidido “no callar”. . . o en eso confiamos, ¿o no?, frente al “berrinche” oficial de los “conductos reglamentarios” que solo pretenden salvarse a sí mismos.

                                                           Con un alarde mezquino de falta de sensibilidad hacia la víctima Zaida Cantera, aunque su sacrificio venga a “beneficiar al ejército”, porque en realidad intentamos “tener el mejor concepto de nuestro ejército nacional”, frente a las actitudes inhumanas y cobardes . .  .por mucho que se atengan a sus reglamentos y a sus endogamias. .  .puestos “contra la diputada Irene” que ha tenido la osadía de “preguntar lo que debía haber callado”.

                                                           Mientras el ministro del ramo “manda a callar”.

 

 

                                                           Torre del Mar     marzo – 2.015

2390528 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO