Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Deportes
Postura de la cabeza en las rodillas invertida (Parivrtta Janu Sirsasana)

18/03/2015.

Esta postura es una variación más intensa y con beneficios ligeramente diferentes a los de su prima, Janu Sirsasana. Comparte con ella algunas bondades, como estirar los músculos de la columna y favorece la flexibilidad de la columna vertebral cuya salud se asocia con el buen funcionamiento de todo nuestro cuerpo.

También ayuda a abrir las caderas, estira los músculos de los hombros, los muslos y

Entrene su memoria y atención con juegos científicos para el cerebro.
Info sobre nuevas herramientas de oficina online - 30 días gratis
Descubre la Fibra+Movil de ONO. Consigue tu Smartphone a 0€

la ingle. Da un masaje a los órganos internos como los riñones y el hígado y se asocia con una buena digestión. De igual manera, mejora el estado de ánimo y ayuda a tratar la ansiedad. En Parivrtta Janu Sirsasana, sin embargo, tiene un elemento adicional: la apertura de pecho. Las posturas que abren el pecho nos hacen más abiertos y expansivos porque se conectan con el cuarto chakra.

Beneficios físicos: entre los beneficios de Parivrtta Janu Sirsasana está dar un intenso estiramiento a la columna, los hombros y los tendones de corva (los tendones ubicados en la parte posterior de los muslos), abrir las caderas, dar movilidad a los brazos, mejorar la digestión, estimular los órganos abdominales como el hígado y los riñones. Da energía, favorece el tratamiento de los dolores de espalda, la fatiga y la ansiedad.

Beneficios mentales/ espirituales: por tratarse de una postura de apertura de caderas, la postura de la cabeza en las rodillas invertida estimula el segundo chakra, aquel que se relaciona

con nuestra capacidad de disfrute, de adaptarnos a los cambios, de ser creativos y receptivos. Su elemento es el agua y, de igual manera, nos lleva a fluir. La apertura de pecho estimula el chakra del corazón, centro energético de la compasión, el amor universal y la conexión espiritual. El cuarto chakra nos ayuda a sanar heridas emocionales y a llenarnos a energía positiva. Además, ayuda a calmar la ansiedad y mejora el estado de ánimo.

Cómo se hace:

  1. Siéntate en Dandasana, con las piernas estiradas hacia el frente y la columna recta. Flexiona tu pierna derecha y lleva el talón a tu muslo derecho. Abre un poco la pierna que tienes flexionada. Estira tu columna, elevando el torso y rotándolo para que quede alineado con la pierna que está doblada.
  2. Extiende el brazo izquierdo por encima de tu pierna izquierda, y rótala, llevando la palma hacia arriba. Agarra el dedo gordo de tu pie izquierdo con el dedo pulgar, índice y corazón de tu mano izquierda. Mira hacia tu pie, acerca el torso hacia tu lado derecho y eleva tu pecho.
  3. Dobla tu codo derecho y lleva el costado izquierdo más cerca del muslo de la pierna que está estirada. Estira tu brazo derecho y gira tu torso hasta que quedes mirando hacia arriba.
  4. Estira tu brazo derecho hasta agarrar tu pie izquierdo. Abre tus codos, exhala y rota tu torso un poco más. Intenta llevar la parte posterior de tu hombro izquierdo frente a tu rodilla y gira hasta que el costado izquierdo de tus costillas estén cerca de tu muslo.
  5. Sostén durante 30 segundos, inhalando y exhalando de manera estable y consciente. Ayúdate con las respiración para suavizar los puntos donde hay tensión. Inhala y suelta tus manos, levanta el torso  y regresa a la postura inicial, Dandasana. Repite hacia el lado contrario.

Precauciones y contraindicaciones: lesión de rodillas, dolores de espalda o de hombros. Como siempre, el yoga debe ser practicado bajo la supervisión de un profesor certificado y cada persona debe escuchar su cuerpo y respetar sus propios límites

2389188 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO