Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
V I O L E N C I A D E G É N E R O

17/04/2015.

Para ocupar un titular en el noticiario, en la prensa, para escandalizar, horrorizar o simplemente aparecer como «demasiado repetida», harta insistente el tema de «la violencia de género», como para suponer y creer que «eso» es asunto de los demás. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Y por eso o a raíz de esas circunstancias que rodean el tema, tan grave, tan inhumano, tan injusto, ahora que además el titular que lo fue de Justicia, inspirador y creador de la ley “de Violencia de género”, se ha visto inmerso en una acusación de malos tratos, el señor López Aguilar, convendría hacer los siguientes comentarios:

                                                           “Nuestros adolescentes viven en un mundo cutos “mandatos” impelen hacia esa violencia, desde las letras de muchas canciones hasta la aceptación de la costumbre de ver a las mujeres como objeto de propiedad”. Como para llegar a creer que la infamia de los celos solo puede verse como una “prueba de amor”.

                                                           Por otra parte convendría muy mucho tener claro lo siguiente:

                                                           “Que solo denuncian la violencia de género, el maltrato psíquico o físico una pequeña parte de las mujeres maltratadas, solo un 10, y muchas retiran la denuncia, por puro pavor. Y es que la mujer que denuncia sabe que después de poner la denuncia no tiene garantía de ser protegida por el Estado, incluso, se puede ver obligada a compartir domicilio con su agresor”. Y sin embargo nada se inicia sin que haya habido por medio “una denuncia” que ponga en el brete, en el filo de su desamparo a la mujer.  

                                                           “Las mujeres no hacen acusaciones falsas en relación con la violencia de género que padecen. Según la Fiscalía General del Estado, desde el año 2.009 hasta 2.013 se han producido un total de 657.084 denuncias por violencia machista y solo está acreditado que un 0,005% de las acusaciones son falsas”. Y sin embargo la tentación de establecer la equidistancia solo es un reflejo más de la injusta y vil violencia de género, cuando se condesciende tanto hacia donde no se debiera.  

                                                           “En otro orden de cosas, el maltrato físico y sus secuelas, junto con las muertes por violencia machista, son el máximo exponente de la desigualdad que impregna tosa la estructura social”. Sin que caigamos en esa realidad cruel y perversa, porque, al cabo, nos molestaría pensar que el machismo no ha desaparecido, persiste y forma parte de la educación masculina, en mayor proporción de la que quisiéramos reconocer.

                                                           Por que en realidad estamos “en tiempos de claro retroceso de todos los temas relacionados con la igualdad de género”.

                                                           Y respecto a nuestro gobierno cabría recordar que “se ha reducido un 32,5% el presupuesto de atención a las víctimas de la violencia de género”.

                                                           “Corren pues malos tiempos para la igualdad y, tras lo ocurrido con la ley del aborto, cualquier cosa será posible en este país”. La violencia contra las mujeres debe ser tratada de forma específica y transversal, ya que tiene un sustrato cultural muy arraigado:  los maltratadores, desde la infancia, arropados por su entorno han crecido sabiéndose superiores, han aprendido a considerar a las mujeres seres inferiores, sobre las que ejercer derecho de pertenencia”.

                                                           Y es algo innegable por mucho que se disimule, por muchos cantos de “no machismo” entre quienes más deberían callar, cuando es inaguantable tanta “falsa supremacía” vana, estúpida, cruel e injusta.

 

                                                           Torre del Mar     abril – 2.015

2517728 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO