Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
P A C T O S . . .

18/05/2015.

«El ladrido del perro, el canto del gallo e incluso el gruñido del cerdo expresan una verdad y a veces aventajan en sutileza a las expresiones de algunos políticos, que suelen utilizar el lenguaje para ocultar su pensamiento». Manuel Vicent Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Y demás raleas. Que siguen sin haberse enterado de nada. Que ya tenían hechos sus planes. Se consigue una mayoría rasa, por la inercia de los votos que “recuerdan”, se calculan las coaliciones, se da por el hecho el pasemisí del apoyo explícito o de la abstención complaciente y ¡hala! A gobernar otros cuatro años . . . hasta que vuelvan a acordarse de Santa Bárbara.

                                               ¿Quién se acuerda de los dos votos en abstención que, de IU, dieron el “vale” para que gobernara el Monago de turno en Extremadura?, como para que nadie se acuerde de los voluntariosos votos que dieron paso al partido con más votos para que gobernase a su antojo.

                                               Y ¿quién se va a acordar dentro de poco de la “revolera” que les ha dejado “listos y compuestos”, también en Andalucía a los de IU, que sostuvieron al anterior gobierno del más mayoritario PSOE, y que fueron “despedidos” sin contemplaciones en cuanto la lideresa Susana Díaz hizo cuentas que le salían redondas. . . aunque ahora resulta que hubo “exceso de vista”.

                                               Y planean e insisten, y esperan y vuelven a clamar por ¿la estabilidad que beneficie a los más fuertes, para que permanezca el orden establecido, el mismo que nos ha ido dando por allá en tantos frentes que la tenemos . .  .malherida.

                                               Y es que añoran tanto . . . las mayorías absolutas, las coaliciones tramposas y desequilibradas, los pactos silentes y torticeros. .  .para que la “legislatura” de turno transcurra sin sobresaltos y puedan seguir haciendo lo que . . . nos tienen acostumbrados, ¡mecachis!.

                                               Pero parece ser que las cosas ya no pintan igual, o esa al menos es la esperanza de muchos que pretendemos, por ventura deseada, que “se descuernen! por entenderse en cada envite, que, de paso echen una ojeada a la ciudadanía de a pie y . . .¡qué demonio!  empiecen a templar gaitas de acuerdo con la sensibilidad herida, el grito desesperado de tantos y tantos que hace tiempo . . . no les llega la camisa al cuello.   

                                               Porque ya está bien de elegir los atajos para alcanzar la comodidad del rodillo en solitario o con el “tonto útil” de turno.

                                               Porque lo que toca es hablar, mirarse a la cara, volver a intentarlo si es preciso, remover y decantar, volver a intentarlo y. . . comenzar a gobernar por los más . . . desfavorecidos sean de la clase media, necesiten ser de la clase . .  .subterránea.

                                               Porque resulta que las nuevas exigencias no se han planteado para claudicar antes de hacerse . . . fuertes, ¡qué carajo!, como para que ahora se nos indigne más de la cuenta la señora Susana Díaz, la misma que optó por cortar la legislatura porque le interesaba . .  .a ella y a los suyos que, de paso, iban cubiertos de mierda por no haber exigido las responsabilidades políticas . . . ¡a su tiempo!, en contra incluso del gran gurú, el señor Felipe González, especialista en recetarnos grandiosos trágalas.

                                               Y es que ahora hay que trabajar más y sin red, . . . o eso creo yo que probablemente sigo siendo un iluso.

 

                                               Torre del Mar      mayo – 2.015

2434739 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO