Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
L A E S T A B I L I D A D

03/06/2015.

Invocada como un bálsamo de Fierabrás que cure las heridas, recosa los rotos y las escandaleras como si de un ensalmo milagroso se tratara y aquí paz y allá gloria, por el sobreseimiento debido hacia el olvido necesario, y a seguir con la cantinela imprescindible que permita la perpetuación . . . ¡en el poder!. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

La estabilidad como un mantra reincidente sobre el yunque de las mayorías pactadas, de los grandes políticos en tiempos de apuros ahora que buscan desesperadamente “la estabilidad”.

                                               Echando mano, con el anzuelo cebado para las formaciones minoritarias, cuasi marginales, con tal de que ayuden a dar el número de la mayoría absoluta, en busca de esa mayoría absoluta que les permita una legislatura ausenta de sobresaltos. . . aunque tengamos que seguir gritando que . . . “la misma mierda son”.

                                               Los partidos con sus mayorías simples, algo cariacontecidos, “venidos muy a menos”, el PP ha perdido cerca de 5 millones de votos en lo que va de legislatura, y aún el líder saca pecho de “su victoria incuestionable”, y el PSOE que ha bajado en estas últimas elecciones 700.000 y su caída no cesa y ya se erige en “el líder de la izquierda”.

                                               Y todo ello muy desentendidos, aunque digan lo contrario, de la devastación que asola a nuestro país.

                                               Y por eso imploran la “estabilidad”, para salvar los muebles propios, a cambio de un cambalache menor, vendiendo la estabilidad que nos ofrece . .  .¿más de lo mismo?, pues ¡vamos aviaos!.

                                               Es decir . . .¿recortando, ahondando en la desigualdad?, por parte de un gobierno y su partido, sin un ápice de sensibilidad y empatía con la ciudadanía, con los datos insistentes, tan oficiales como sangrantes, con un 30% de la población española en el umbral de la pobreza sin paliativos, mientras crece en el extremo opuesto el sector de la población que ve mejorada su situación económica a costa de la crisis. .  . con el PSOE en Andalucía vendiendo, a su modo, el cuerpo social mortecino, tras 33  años de gobierno socialista, liderando la pobreza y el desempleo nacional, y en aras de ese bipartidismo que ven tambalear piden, buscan, reclaman. . . el pacto, el acuerdo, . . . en aras de la “estabilidad”, con un PP dominador, vasallo de las medidas dictadas, austericidas, corruptos y cómplices, contra una población que ha sufrido hasta el fondo del pozo una política que solo ha sabido sacar hasta la última gota de la dignidad, perdidos los derechos sociales, laborales, humanos, de una ciudadanía hundida en la precariedad más injusta e insoportable.

                                               Siempre por la estabilidad en contra del riesgo, en contra del atrevimiento, en contra de la necesidad si se quiere afrontar esa desigualdad inaguantable.

                                               Como para ir asegurando que “entre todos la mataron y ella sola se murió”, y nos estamos a una ciudadanía en gran parte hundida en la pobreza y la desesperanza.

                                               Y por eso claman por la estabilidad que les mantenga . . . en el poder, contra las plataformas ciudadanas, las formaciones emergentes, con canallesca prevención y hasta malicia, . .  .porque ellos representan la denuncia que no admiten los dos grandes partidos, por una injusticia y precariedad social galopante sobre un país paciente hasta la exasperación.

                                               Ahora que los caraduras van quitándose la máscara y ofrecen sus alarmas, por el propio interés contra las urgencias por adaptar, invocando la estabilidad, el quietismo, el conformismo, la resignación. . .

                                               Abocada la ciudadanía al desparpajo mentiroso de una clase social, “una casta”, que se resiste a perder sus prebendas y lo que es peor. . . su poder, tan mal empleado habiéndonos llevado al sumidero en el que nos encontramos.

                                               Y de paso, el Tribunal Constitucional, impide a la Junta de Andalucía que aplique una decisión política ¿autónoma? para poder expropiar viviendas a los bancos para ayudar a familias desahuciadas, . . .y es que parece que los seres humanos son los “objetos” a los que más se puede dejar en la “puta calle” y allá se las entiendan. . . mientras las viviendas vacías podrán seguir a buen recaudo de los bancos. . . a favor de la ¡santísima estabilidad!.

                                               Y es que . . . ¿la estabilidad rompe con las intenciones de Ada  Colau en Barcelona y Manuela Carmena en Madrid que intentan priorizar ayudar a los más desfavorecidos?

 

                                               Torre del Mar    mayo – 2.015

2519684 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO