Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
R E A L I D A D C H U N G A

05/07/2015.

Resultaba aleccionador contemplar el temple del presidente BBVA, el señor González, comentando su encuentro con la alcaldesa de Madrid, señora Manuela, siendo tan «razonable» con el asunto que le había presentado la buena edila mayor, sobre el asunto de los desahucios, como si él fuera a poner alguna dificultad en ser sensible, y flexible también, ante la normativa, de tal modo que «si en vez de diez desahucios llegamos a practicar solo ocho», pues eso, «que estupendo», que ahí estará el buen presidente atento a la realidad social de los desahucios, sin apreturas, con voluntad de entender que siempre habrá algo que mejorar, como si se tratara de un tema ajeno a una tragedia humana, por ejemplo. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Desde la aquiescencia y buen tono del presidente del BBVA que se lleva anualmente una millonada en sueldo propio, de miles y miles de euros, como para que luego siempre “se pueda hacer algo” por cuatro desgraciados que puedan sufrir un desahucio “muy bien fundamentado” por no haber podido solventar deudas ridículas de muy pocos miles de euros.

                                               Incluso puede servir para dar buena imagen al Banco y ningún detalle es despreciable.

                                               Aunque resulte que el derecho a la vivienda sea un derecho Constitucional. Y aunque en España haya 3.440.000 viviendas vacías, justo un 30% de las que hay en toda Europa. Y aunque solamente un 1,1% de las viviendas sean sociales. Aunque los fondos buitres se hayan hecho con centenares de viviendas sociales en Madrid y ahora quieren hacer un gran negocio, de una u otra manera.

                                               Y uno se acuerda de cuando el “señorituuuu” Aznar sacaba pecho de que se construían tantas viviendas en nuestro país como en Francia, Inglaterra y Alemania juntas. Y nos creíamos la pavada y recuerdo que una conocida me hablaba del “chollo” de haberse metido en un piso de 100 millones de las antiguas pesetas en condiciones muy ventajosas, y hasta los más desgraciados encontraban sumas facilidades en hacerse con una vivienda en propiedad.

                                               Y ahora resulta que llaman “demagógicos de baja estofa” a los alcaldes que saltan a la calle a negociar e impedir desahucios. .  . y tal vez es que se haya roto definitivamente la fibra sensible y humana de una sociedad, de una ciudadanía secuestrada por la incompetente y corrupta avaricia de sus dirigentes, de los mismos que reclaman su pírrica victoria para seguir esquilmando, con tan buenas palabras como buenos son y serán los sacamuelas que intentan reconducir a su redil a los desafectos, porque siempre habrá tajada que encontrar entre los huesos de un cuerpo social carcomido y reducido a casi nada.

                                               El año pasado el BBVA obtuvo más de 2.700 millones de beneficios, y su presidente sabe contestar perfectamente ante la realidad de los desahucios, sin que se le cambie el tono de la voz, con la elegancia y parsimonia de los amos del mundo, que si en vez de diez pueden reducir a ocho, pues que eso, ¡que estupendo!, y que porque se lo piden.

                                               ¡Ah y por cierto! Que no hay que agradecerle nada al señor González, que de vez en cuando sabe aterrizar hasta la chunga realidad de los desheredados de la sociedad,  . . .¡allá se jodan mientras esperan alguna ayuda!

 

                                               Madrid     junio – 2.015

2388872 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO