Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Rafael Amargo:

20/07/2015.

El bailor actúa por primera vez en su tierra natal, Granada, con el espectáculo que le encumbró como uno de los grandes del baile, Poeta en Nueva York, que representará en el marco del Festival Lorca y Granada 2015. Fuente: El Cultural

El bailarín Rafael Amargo en la presentación de »Poeta en Nueva York», en Granada. / J.M. Grimaldi

El bailarín Rafael Amargo en la presentación de »Poeta en Nueva York», en Granada. / J.M. Grimaldi

Este lunes da comienzo la edición 2015 del Festival Lorca y Granada en los Jardines del Generalife, que estará protagonizada por el premiado espectáculo Poeta en Nueva York, del bailaor Rafael Amargo. El programa Lorca y Granada nació en 2002 con el objetivo de unir la figura de Federico García Lorca con el flamenco y se realiza en las noches del verano granadino en los recintos monumentales de la Alhambra y el Generalife.

La representación ha resultado seleccionada de entre otras 14 obras que se han presentado al concurso público convocado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía a través de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales. Rafael Amargo se ha mostrado muy agradecido con el jurado: "Son muchísimas funciones, y hoy en día, tal y como están las cosas, es un regalazo que cualquier compañía querría recibir", destaca el bailaor.

La actuación cobra especial importancia por el hecho de que Amargo, uno de nuestros artistas más internacionales y embajador del arte granadino, nunca había actuado en su tierra natal. "Soy de Granada y nunca he bailado en mi tierra con lo cual para mí actuar aquí es un valor añadido, y además hacerlo por la puerta grande en un sitio como los Jardines del Generalife". Asegura además que éste es el momento perfecto: “Acabo de cumplir 40 años y es un momento idóneo para entrar por la puerta grande a mi tierra. El destino me tenía preparada esta grata sorpresa, hacerlo bien y sin precipitarse para que quede en el recuerdo y nunca se olvide”.

La verdad es que la trayectoria de la obra no es para menos. La producción original de Poeta en Nueva York fue estrenada en 2002 en el Teatro Lope de Vega de Madrid y consiguió gran éxito en todo el mundo consagrando a un joven Rafael Amargo como uno de los valores más innovadores del flamenco. "Cuando yo monté Poeta en Nueva York por primera vez fue una explosión de buenos momentos, una explosión creativa, con un equipo maravilloso. Juan Sterlich, el director de cine, se unió a mí, y decidimos integrar el audiovisual en la danza. Fue la primera vez que en la danza flamenca se introdujeron elementos audiovisuales".

La función fusiona lo más tradicional del baile flamenco con tendencias contemporáneas, tanto en la coreografía como en la música, en la que conviven también jazz y ritmos latinos. La experimentación y la novedad fueron argumentos fundamentales en el planteamiento de la producción, en buena parte debido al propio texto: "La necesidad de llevar el flamenco más allá surgió por querer apoyarnos en la fuente original de inspiración que es Lorca, apoyarnos en la palabra del poeta", recuerda Amargo. Hay que advertir que es un Lorca que no está escrito desde la Andalucía profunda, desde el clásico drama lorquiano; sino desde Nueva York, desde una visión de un hombre que en el año 29 recala en una ciudad como aquella. "Es una obra muy metafórica que nos permitía el lujo de poder especular mucho más a nivel artístico y poder llevar a la metáfora muchísimas cosas que hemos querido contar y que están presentes".

El éxito de Poeta en Nueva York fue rotundo y unánime. La gira mundial ha llevado el espectáculo a los más importantes escenarios del mundo, entre ellos los Teatros Gran Rex y Ópera en Buenos Aires, el Teatro Bolshoi de Moscú, el Sadler's Wells Theatre de Londres, el Jacquie Gleason Theatre de Miami, el Coliseu de Lisboa o el New York City Center de Nueva York. "Hay cosas que se hacen y uno no sabe por qué tienen esa magia. El espectáculo gusta en todos los sitios y a todos los públicos y yo creo que es una de esas obras que quedan redondas", explica el granadino. "Evidentemente es mi obra fetiche, es una joya que será atemporal".

En este contexto de experimentación con el arte del flamenco se encuadra la ópera El Público, recientemente estrenada y basada asimismo en un texto de Lorca. "No la he podido ver pero tengo varios amigos que trabajan ahí", reconoce Amargo. "Me parece un trabajo maravilloso, Lorca es un autor que nunca va a morir, si te apoyas en él puedes hacer lo que quieras, comedia, drama, melodrama, ópera... puedes llevarlo a donde quieras, porque en el texto de Lorca, en su palabra, pasan muchísimas cosas, es una obra muy rica".

Sobre la polémica levantada al respecto de estas manifestaciones innovadoras por los puristas del flamenco, el bailaor lo tiene claro: "Para mí los puristas son los que fuman puros. Ése que es purista, ¿es purista de qué? Yo me baso en llenar los teatros, hacer lo que el público demanda y al final le gusta, respetando mis principios", asegura rotundo Amargo. "Esas reticencias que hay en ciertos sectores de la crítica, que ni siquiera son unánimes... También en este mundo hay mucho favoritismo y amigos... Cuando eres amigo de un crítico, éste ve la obra desde otros ojos. Pues como todo en la vida".

En julio de 2014, Rafael Amargo realizó una revisión de Poeta en Nueva York, que es la que este verano llega al Generalife, incorporando nuevas coreografías, música y audiovisuales en una versión respetuosa con el original pero más acorde con su propia madurez. "El espectáculo envejece porque el elenco se va cambiando, la gente va creciendo, y yo tampoco bailo igual que en su estreno". Pero a pesar del paso del tiempo y de los pequeños cambios sufridos por la obra, lo fundamental, la esencia, permanece intacta. "He añadido varias coreografías porque el espectáculo evidentemente va evolucionando un poco al ritmo que yo mismo avanzo. Hay que tener en cuenta que tiene ya trece años y que el cuerpo e incluso la técnica cambian... Trece años son muchas funciones".

Antonio Gades, Mario Maya, Pepa Gamboa, Cristina Hoyos, José Carlos Plaza, Eva Yerbabuena, Rubén Olmo o Rafaela Carrasco han sido algunos de los artistas que han firmado las creaciones presentadas en pasadas ediciones del ciclo Lorca y Granada. Lo que aporta el montaje de Amargo es un espectáculo de gran formato, el más generoso en número de gente que se ha visto en este escenario en todas las ediciones anteriores y que, como él mimso asegura: es una obra que no viene a jugársela, sino que viene más que consolidada y con muchos referentes, así que venimos a demostrar que esto sigue funcionando, también en mi tierra, en Granada, y que es una aval seguro".

El Festival Lorca y Granada contará en esta edición con 31 funciones al aire libre en los Jardines del Generalife, desde el 20 de julio hasta el 29 de agosto, que podrán verse de martes a sábado, y presenta, como novedad, una entrada combinada que incluye la visita a los Jardines y Palacio del Generalife y el ticket para el espectáculo. El precio de la entrada es de 32 euros aunque también se ha habilitado la tradicional oferta de dos entradas por el precio de una para todos los martes, miércoles y la función del día 3 de agosto.

2432177 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO