Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
V I O L E N C I A M A C H I S T A
45 mujeres y 10 niños asesinados en lo que va de año

11/08/2015.

Según el CIS más de 800.000 niños viven en hogares donde el maltrato de género, porque la violencia machista es una realidad triste, cruel y cobarde, que nos rodea, nos mina, nos va aniquilando poco a poco . . . sin que acabemos de caer en la cuenta que todos hemos salido perdiendo en cada empujón, en cada golpe, en cada amenaza, en cada chantaje, en cada asesinato . . . Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Y aún hay periodistas que tratan de “comprender” la presión que habrá debido aguantar un hombre para haber decidido acabar matando a su mujer . . . y ese periodista no ha sido repudiado, enmendado, rechazado sin paliativos.

                                                Y aún se ríen las gracias, las bromas, se protege al agresor, al maltratador, se incuban los huevos de la serpiente machista, se jalean los guiños masculinos a la virilidad que no se sujeta siquiera ante la posibilidad de humillar, hacer daño, quedar bien ante los amigos . . .

                                                Porque la venganza, el miedo, la impotencia ante no salirse con la suya, los tics, las mañas, los caprichos, las inercias consentida y jaleadas desde la infancia se consideran que forman parte del ¿paisaje humano, civilizado?, porque ser “machote” ha sido y es un valor añadido igual de estúpido y contraproducente, porque se han de plegar “quienes  quieren al machista” ante sus rabietas y sus imposturas, y entonces se aceptan los celos, los empujones, los insultos, . .  .”como prueba de amor”. . . y las serpientes rompen las cáscaras de los huevos incubados y crecen y explotan los monstruos y, a diario, se espabilan y se crecen, se expanden y se desarrollan los machistas que . . . tan bien saben pasar desapercibidos, atentos, dañinos, en el hogar, junto a “la persona, a la mujer” que habrá de escucharle, consentirle, obedecerle, seguirle, . . . porque la violencia machista es insaciable y a menudo imperceptible, como una marea que no se aprecia apenas y va anegando la personalidad que se pretende anular, la humanidad de la persona a quien se ha prometido amor y solo intenta someterla, anularla.

                                                Y el horror se abre paso, y los crímenes execrables, cobardes, espeluznantes se convierten en titulares, y la violencia machista, y el machismo, y el maltrato solapado, invisible, sigue su zapa inagotable, menospreciando, quedando siempre por encima, borrando la sonrisa de la compañera, la novia, la esposa, la madre. . . porque se tiene miedo, porque el machista necesita alimentarse del miedo de las demás.

                                                Y vale indignarse, y vale protestar y manifestarse. . . y también vale, más que nada, darse cuenta del machista que “disimula” a nuestro lado, jurándonos amor eterno. . . mientras hace ya tanto tiempo que ¿hemos claudicado? , ¡tan bellas, tan perfectas, tan femeninas, tan maternales . . .!, mientras los machistas siguen, inconformes, insaciables, pensando que después de todo se están saliendo con la suya.

                                                Y al final el machista, el despreciable machista siempre negará que lo es, tal vez porque ha sido “bendecido” demasiadas veces.

                                                Y el egoísmo consentido, el mismismo de la boca abierto cuando el criminal solo era un niño tirano, sobrevolando la maldad que luego nos escandaliza . . . ¡cuando ya es tarde!,  porque ¡siempre es demasiado tarde!

 

                                                Torre del mar   agosto – 2.015

2566584 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO