Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
D I S F R U T A R

07/09/2015.

Con el carácter de la urgencia que induce todo lo inaplazable, a tiempo completo, sin darse un respiro, para poder disfrutar a rabiar, el máximo tiempo posible, aunque solo sea disfrutar por disfrutar, con posesa animación, sin nada que nos ponga límites, ni horarios, incluso aunque haya quien recomiende, por ejemplo, ¡mesura!. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Disfrutar a tope como horizonte a alcanzar sin otra posibilidad, para llegar a disfrutar y disfrutar y disfrutar sin parangón, sin tasa, sin prohibición que regatee el . . . disfrute.

                                                Desde la fiesta de las fiestas, allá por los lares pamploneses, bajo la advocación del santo obispo del capotillo de su mismo nombre, el de San Fermín que siga “capoteando”, abriéndose paso entre los excesos glorificados, mediante la universalidad inevitable, hasta la indecente cochinada que pare todo espectáculo de “disfrute al cubo”  . . . sobrevolando fronteras, entre disparates de disfrute televisado, de disfrute enloquecido, de disfrute fotografiado, autofotografiado pagando a millón la consumición, para no dejar de disfrutar allá donde les echen por encima una tina de vino peleón, una olla de ajoarrierro con su salsa incluida, una gracia tras otra, empinando el codo hasta el delirium si hiciera falta, para que siga la fiesta y el disfrute sin fin.           

                                                Pasando por toda manifestación festera de escaso o altísimo rango, que es igual, por el disfrute como rumbo a seguir para poder disfrutar a toda hora, en celebración, feria o fiesta patronal . . . en plaza de pueblo o en avenida de capital.

                                                Como para poder rebozarse en harina y yema de huevo en la inauguración de la Semana Grande de Bilbao, tras el lanzamiento del txupín, para que los mozos vayan zambulléndose a la ría . . . hasta hacer el ridículo . . .sin que lleguen a reconocerlo jamás.

                                                Como en la penúltima feria, la de la capital de la Costa del Sol, en Málaga, con la “feria de día o de centro” en cuestión, siempre alargándola, de seis a siete, por ejemplo, para que “los jóvenes tuviesen más tiempo para disfrutar”, siempre preocupados nuestros mayores, próceres y demás, en asegurar que el mocerío disponga siempre de todas las posibilidades de disfrutar sin parar.

                                                Ordinariamente, desmesuradamente, sin control, por la propia satisfacción disfrutadora a tope, ensuciando lo que haya que ensuciar, por dentro y por fuera, hasta la defección más insólita sobre el concepto de disfrutar . . . que tenemos algunos. .  .ilusos y que, sin embargo, no debe casar muy bien con nuestros “benditos maleducados”. . . tan proclives al desahogo pastueño y cochinero de quienes solo ¿piensan? . . . ¿en disfrutar?.

                                                Para que ahora vengan “los patricios y patricias” del lugar a ponerse sesudos en ver como pueden hacer que “manchen un poco menos?, ¡por ejemplo!, . . . quienes quieren disfrutar de todas todas, aunque sea renegando de su condición ¿cuasihumanoide?, pues por eso.

                                                Y ¡que viva, que viva! el disfrute inagotable. . .

 

                                                Torre del Mar     agosto – 2.015

2439018 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO