Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
D E M A E S T R O S . . .
«Pasas más hambre que un maestro escuela»

07/09/2015.

Resulta que en la Meca de las últimas tecnologías, en el Silicon Valley», en la Baja California, en Santa Clara y otras urbanizaciones de resonancias hispanas, donde las nuevas tecnologías de la comunicación radican sus sedes y sus cerebros, donde un programador medio gana 100.000 dólares anuales, pues resulta que «faltan maestros de escuela», de esos que tratan de enseñar las primeras letras y los primeros números, esos maestros que apenas llegan a 40.000 dólares anuales con los que no pueden cubrir sus necesidades básicas. Texto. ANTONIO García GÓMEZ

Y es que como antaño, en nuestro país, cuando la dictadura cantaba loas al Imperio y a los maestros de escuela se les mataba de hambre, con mucho “don” por delante y poca sustancia de verdad, para que se comieran las puñetas sabiendo, después de todo, que su consideración social era de “cartón piedra”.

                                                Tal vez como ahora, con mucha parafernalia, con los niños y sus batas haciendo fila para entrar al colegio de la “primera enseñanza”, esa que, en realidad, no se le da tanta importancia, aunque marque y cómo, sobretodo si solo se tiene esa oportunidad, y las escuelas hayan de convertirse en guetos y los maestros en rijosas antiguallas por mucho que muestren modernización y acatamiento a la tecnología punta.

                                                ¡Cómo no!, con la impostura de una máscara de suma importancia que no es tal, con un vocabulario que les aparezca con tantas ínfulas cuando, al fin, son los últimos de la fila, por mucho que se esfuercen, por mucho que esperen los niños . . . de sus maestros, aunque estén mal pagados y considerados. . . ni fu ni fa.

                                                Y para muestra ahí tenemos el valle, ombligo de lo último de la tecnología de la informática, con súper especialistas que hagan y deshagan programas alambicados y tal y tal, mientras los maestros de escuela vayan a “brillar por su ausencia” o, sencillamente, maltrato social, porque después de todo puede ser ¡tan peligrosa! un aprendizaje, una enseñanza, una educación . . . como fundamento, como cimiento, dentro de unos parámetros de humanística creatividad, de humana iniciativa, sostenida y animada por “maestros de escuela” que . . .¡oh el ideal! cercanos a la promoción, al crecimiento, al desarrollo integral de la persona . . . desde que es niño, como si solo fuera un niño.

                                                Y entretanto, en “Silicon Valley” sin poder cubrir las plazas de maestros de escuela. .  .sin que importe mucho después de todo.

 

                                                Torre del Mar    agosto – 2.015

2523933 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO