Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
NO HAY BIEN QUE POR MAL NO VENGA. . . ¿?

17/09/2015.

«El derecho al asilo es un derecho universal» «La guerra en Siria se inició hace 4 años. Más de 4 millones de refugiados han sido acogidos en los países vecinos, Jordania, Líbano y Turquía principalmente. A Europa están intentando llegar 380.000 refugiados» «La foto de Aylan detonó la conciencia europea». «Esta foto ha asaltado de bruces nuestras conciencias, con toda la cruda vergüenza que propone». Texto. ANTONIO GARCÍA GÓEZ

Uno no puede por menos de alegrarse de esta reacción tan sensibilizada, tan herida en sus plácidas conciencias, a raíz de la foto de ese niño, ya cadáver, ahogado en su intento de llegar a Europa, uno entre miles desde hace tanto tiempo y siempre refiriéndonos a los más recientes acontecimientos, desde que el éxodo del hambre, de la guerra, de la miseria, de la injusticia global, de la desigualdad galopante e insaciable y que ha ido recorriendo los rotativos, los titulares, los reportajes . . . sin que, por lo visto, acabara de hacer tanto daño en nuestras conciencias ¿avergonzadas? . . .hasta la foto del horror, . . . solo una más entre millones parecidas.

                                                            Mientras nos decían que el Mediterráneo se había convertido en un multitudinario cementerio, de miles y miles de desarrapados, mientras crecía la xenofobia más miserable y perversa, de norte a sur de Europa, con avales de la ciudadanía esos comportamientos miserables e insolidarios, y nuestros dirigentes colaboraban en el rechazo al socorro.

                                                            Porque parece que la memoria es demasiado frágil, o demasiado parcial e influenciable, o muy “lectoralista”, como para que llegue o no a perturbar más de lo aconsejable.

                                                            Porque ¿dónde estaba esa sensibilidad?, cuando “devolvían” nuestras autoridades “en caliente” a parias medio muertos de hambre que habían osado saltar la valla de Melilla, o cuando “caían” ahogados quince desgraciados que se atrevieron a llegar a España, a Europa, nadando, mientras nuestros guardias civiles, mediante orden correspondiente, disparaban, no se sabe adónde, aunque algunas balas caían muy cerca, o cuando a diario se sucedían los desahucios, de a 150 al día, y apenas suponían un lamento muy liviano, muy pasajero, o cuando ahora mismo, más de dos millones de compatriotas nuestros, en situación de desempleo largo, muy largo, siguen sin recibir ningún tipo de ingreso, . .  .mientras la desigualdad más hiriente y perversa se ha instalado en nuestro país, con el visto bueno de nuestros dirigentes y de cuantos, miles y miles, “no quieren saber nada de nada y ¿de nadie?”. . . mientras demasiadas fortunas hunden sus pies en el fango de la corrupción contrastada y ¿soslayada?, porque “aquí no pasa nada”. .  .ahora que “nuestros corazones y ¿conciencias?” se han visto conturbados  por la insoportable visión de un niño “blanco, bien vestido, muy parecido ¿a los nuestros?” y que parece que nos han hecho ¡pum!, como para ¿volvernos buenos de golpe? . . .  quienes éramos insolidarios, xenófobos y racistas . . . para que todo quede, una vez más, en pelillos a la mar, con un gobierno que “vacila y calcula”, con el tema de “las cuotas de refugiados”, sin ofrecerse con la claridad, prontitud, ya es tarde, y bondad que se necesitaría, contra esta tragedia y contra todas las injusticias sociales que devastan nuestro país, basadas en una “desigualdad injusta, cruel y sonrojante”, al menos para los más pobres entre los pobres.

                                                            Porque el origen de este desastre global, planetario tal vez se encuentre en el sistema, en un sistema que ha consentido y consolidado el desarrollo de “una desigualdad”, que favorece a un segmento privilegiado, enriquecido hasta la obscenidad, y el resto sometido a unas legislaciones absolutamente draconianas, injustas, con pérdida de los derechos humanos, sociales y laborales más básicos.

                                                            Mientras ahora buscan redimirse los guardianes del orden, la moral y el sistema . . . sujetándose a las normativas de la Unión Europea sobre cuántos refugiados deberán acoger . . . para seguir disimulando.

 

                                                            Torre del Mar      septiembre – 2.015

2577117 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO