Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
SOBRE PERROS, PISES Y CACAS . .

18/09/2015.

Que sin duda, que el perro fue el primer mamífero que se fue acercando a las hordas humanoides, aparte de piojos, pulgas, liendres y demás . . . , como haciéndose el despistado, como dejándose caer por los alrededores de esos primates bajados de los árboles, tan esforzados, en el menudeo de sus sobras y desperdicios, aunque entonces seguro que habría tanto que rascar como en los tiempos actuales. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Que sin duda, fue entonces el perro, el primer animal que se prestó a establecer compañía y lealtad con los homínidos que se las veían y deseaban para sobrevivir, exactamente en un mundo tan repleto de peligros, acechanzas  y oportunidades, ¡cómo no!, con el perro por medio, ya domesticado, ya tan “amigao” a sus nuevos amos.

                                                Que, sin duda, que desde entonces hasta hoy, el perro se ha convertido en “el mejor amigo del hombre”, o eso aseguran, fiel y leal, habiendo prestado grandes servicios a esta humanidad que no los olvida, seguramente. Habiéndose convertido, al cabo, en la mascota por antonomasia, el perro cuidados, el perro acompañante, el perro con pedigrí, el perro mil sangres, . . .el perro, con todo, en manos de sus agradecidos y responsables amos o dueños, igualmente que también en las manos o pezuñas de impresentables, maleducados y cochinos amos y dueños, en mala hora.

                                                Sin contar con los caprichosos, esos tipos o tipas a quienes “les apetece” tener durante unos meses, por ejemplo, para luego abandonarlos a su incierta y desdichada suerte.

                                                Y de vuelta al ímpetu inicial, sin duda, resulta pues que los chuchos, podencos, sabuesos, perros, perritos, perrazos . . . son seres vivos, que no son peluches, con sus biorritmos, sus necesidades y sus urgencias . .  .

                                                Y entonces pues resulta que los perros, sin excepción, mean y cagan a diario, por ejemplo, a horas fijas si se les ha acostumbrado, ¡benditos!, sin noción de en qué lugares son apropiados o no para sus deposiciones líquidas y sólidas.

                                                Y en ese brete es donde intervienen los amos y las amas, cómo no, mostrando su educación, respeto, sentido cívico, buen gusto, su responsabilidad al fin y demás apelativos que a muchos les debe sonar a pura zarandaja . . . si es que les suena a algo.

                                                Y entonces el “amor a los animales y en concreto a los perros” se desmorona un poco, entre pises y cacas esparcidas por el asfalto hasta convertirlo en un apestoso “campo de minas”, insalubre, sucio, maloliente, . . . mostrando un espectáculo lamentable de nuestras calles, nuestro barrio, nuestra ciudad . . . siendo los principales damnificados los y las dueñas de esos perros y sus vecinos y vecinas.  

                                                Porque no son responsables de esa incuria los canes, ¡no!, sino que lo son “los marranos”, sin excusa, de ese “sembrado” de pises y cacas, y que no son, insisto,  otros  que los amos y las amas de los perros, porque demuestran que ni son amigos de sus mascotas ni entienden qué es eso del civismo y el respeto “a ellos mismos y a sus convecinos”.

                                                Y a pesar de todo a uno le queda la sensación que “los cochinos” seguirán dejando mear a sus perros en las aceras, en los paseos, . . . dejando asimismo las cacas donde hayan sido depositadas por sus mascotas caninas,  porque ellas no tienen el raciocinio que parece tampoco tiene su amo o ama. ¡qué lástima!

                                                Torre del Mar      septiembre – 2.015

2572443 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO