Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Bornoy: dos décadas de arte en bits

02/10/2015.

El creador malagueño expone en Benalmádena una selección de sus obras digitales La muestra repasa la trayectoria de este pintor «visionario», que en 1995 se aventuró a aplicar las nuevas tecnologías en sus cuadros Fuente. Diario Sur.

Bornoy, que además de pintor es poeta e impresor, muestra una de sus obras a la concejala de Cultura, Elena Galán. / A. G.

Bornoy, que además de pintor es poeta e impresor, muestra una de sus obras a la concejala de Cultura, Elena Galán. / A. G.

La apuesta era arriesgada: abandonar los lugares conocidos y comunes y adentrarse en el arte digital, hasta entonces un universo tan fértil como ignorado. A José Manuel Cuenca Mendoza, más conocido como Pepe Bornoy, la jugada no pudo salirle mejor, aunque parezca fácil decirlo ahora. El desasosiego que arrastraba tras sus primeras etapas, más convencionales, fue el detonante para buscar nuevas formas de expresión. Y en la pintura digital encontró el éxtasis: «El misterio y la fantasía volvieron a aparecer en mi obra». Era 1995 y por entonces estaba solo, una soledad que ahora se convierte casi en premonición y lo sitúa como pionero en la aplicación de nuevas tecnologías al mundo pictórico. Dos décadas después, el artista malagueño reúne parte de su obra en el Centro de Exposiciones de Benalmádena.

Bornoy es pintor, poeta, impresor y diseñador gráfico. Toda una vida dedicada a la creación, a la búsqueda constante, nunca satisfecha, que le ha costado numerosas crisis pero no menos reconocimientos, entre ellos, quizá el más importante, el de sus colegas de oficio. El pintor Fernando Núñez, comisario de la exposición, sostiene que Bornoy «aborda el reto de operar sobre objetos cotidianos o pequeñísimos fragmentos de los mismos, congela su alma inerte en el preciso instante en que el escáner lo digitaliza».

El artista, en el Centro de Exposiciones de Benalmádena

El artista, en el Centro de Exposiciones de Benalmádena / A. G.

 

Tras comprender las posibilidades del ámbito digital, con inagotables recursos, el pintor malagueño se entregó al ordenador para alcanzar la destreza necesaria, algo que no pocos contemplaron como una locura: «Llegué en solitario hace veinte años a esa caleta virgen de la pintura dentro de la inmensa ribera del arte digital y no había nadie, pero luego fue llegando gente y sigue el flujo, como en las playas en verano».

El pintor malagueño presentó ayer la muestra, que será inaugurada hoy «en un espacio expositivo espléndido que nada tiene que envidiar a las mejores apuestas en tamaño y profesionalidad de la provincia», en referencia al centro benalmadense. En cuanto a la posibilidad de levantar un Museo del Arte Digital en su casa, Bornoy aún se muestra esperanzado: «Quiero pensar que todavía queda resquicio para llevar a buen puerto un proyecto que vendría a enriquecer la oferta museística por la que decididamente y con buen criterio ha apostado Málaga». La exposición, que permanecerá en la localidad costera hasta el 13 de diciembre, podría ser la última del artista, que se muestra tajante: «No tengo fuerzas ni ganas de seguir en este mundo de envidiosos, tramposos, vanidosos y cantamañanas pidiendo no sé qué púrpura; no quiero limosnas ni hipocresías».

De ese decorado de cartón piedra que dibuja Bornoy al referirse al mundo de la cultura local a buen seguro rescata momentos como el que vivirá hoy a las 20 horas, cuando inaugure su muestra, o amistades como la de María Victoria Atencia, que le dedicó el poema ‘Naufragio’: «Caída en el turbión, entorné las cortinas / por no alarmar innecesariamente».

2394623 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO