Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
E L O L V I D O
. . . No nos permitirá hacernos perdonar

26/10/2015.

En Suiza el partido más votado, hasta cerca de un 31%, ha resultado ser un partido xenófobo. Tan plácida Suiza, refugio seguro para los mayores golfos del mundo, tan miedoso, rezumando odio contra los mismos de los que se valen para que ocupen los puestos más bajos de la sociedad suiza. Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

En Alemania los movimientos nacionalistas, xenófobos y racistas despliegan su odio contra la candidata a alcaldesa de Colonia, por cierto, elegida con un 51%, con un vil atentado hacia su persona, provocando ataques a Centros de Refugiados, manifestaciones violentas en Dresde y en otras ciudades, desarrollando la inquina y la insolidaridad más inhumanas.

                                                            En Hungría las medidas coercitivas, mezquinas y viles, xenófobas, encerrándose tras las alambradas erizadas de concertinas, impidiendo el paso de los miles de refugiados camino de Alemania, desarrollando asimismo el odio, el maldito odio cobarde y miedoso, ese odio “consentido y asumido” por una Comunidad Europea que aún no ha expulsado a “su socio húngaro”, mientras racanea “la ayuda prometida” . . . a quienes , ¿a quienes?. .  .

                                                            A quienes ha resultado tan fácil olvidar, a esos miles de refugiados sirios que ya sufren los rigores del invierno, del frío que hace llorar y tiritar a esos bebés, a esos niños . .  .que lloran y tiritan, que lloran y rechinan de miedo, de frío, en las noches desoladas, en la vieja e insolidaria Europa que calla y mira para otro lado, mientras siguen ahogándose niños en las orillas de las playas de Europa, y ya, tal vez, “solo queremos olvidar”.

                                                            Y duele tanto el odio acobardado, el odio oportunista, el odio que pretende olvidar antes de tiempo, el odio xenófobo y racista, el odio acomplejado y perverso, el odio que debería avergonzarnos y sin embargo ¿no será para tanto . . . si ya nos van afectando un poco menos cada día las imágenes de la desesperación de miles y miles de refugiados . .  .?.

                                                            Después de todo qué más nos dará lo que sufran los pobres que escapan . . . del hambre, de la miseria, del odio, de la persecución, de la injusticia, de la guerra, de la desigualdad . . . si nosotros logramos “guarecernos en nuestras conchas acorazadas e insensibles”.

 

                                                            Madrid     octubre – 2.015

2434739 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO