Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
4 0 A Ñ O S

23/11/2015.

«Las asociaciones de víctimas del franquismo se concentran en el cementerio de La Almudena y el Valle de Los Caídos». «Cuatro décadas de ignominia: es el único caso en Europa en el que los restos de un golpista criminal descansan, junto a los de sus víctimas, en un monumento de titularidad pública». Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Proclamaba muy crecidito, la víspera del 40 aniversario de la muerte del dictador Franco, muy enfadado, un tal Bertín Osborne, con su desahogada campechanía y su  taco Light adjunto, exabrupto homologado,  que “él ya había olvidado y que ¡ya estaba bien de insistir en no querer olvidar”.

                                               “El pasado 5 de noviembre encontramos al hijo de Stella María Montesano y Jorge Ogando, nieto de la Abuela fundadora Delia Giovanola”. En Argentina, porque la ignominia y el crimen institucional no deben tener olvido ¡jamás!. Y aún quedan 135 nietos por encontrar y reunir “junto a sus abuelas.”

                                               En España aún quedan 1.400 fosas por desenterrar, estudiar y saber quienes están enterrados en ellas, porque demasiados crímenes aún quedan impunes, ¿olvidados?, ¡jamás!, víctimas de una dictadura que aún no ha sido condenada institucionalmente, sin subvención alguna para reparar la iniquidad, con todas las zancadillas posibles para perpetuar aquella.

                                               Cuando expiró el dictador Franco yo cumplía el servicio militar en Madrid y al día siguiente de su agonía finiquitada, mi compañero y yo, marineritos de 1ª, tuvimos que aguantar, en posición de firmes, “la arenga elegía” que nos chapó el capitán de navío que, pistola sobre la mesa, explayándose sobre las “bondades y grandezas” del . . .extinto . . . y tuvimos que callar, naturalmente, y callamos.

                                               40 años tras la muerte del dictador, culpable máximo del crimen inicial, y del golpe militar contra la legalidad establecida, y  del largo periodo, asimismo criminal, de una dictadura vengativa e injusta a la que, por cierto, aún demasiados líderes políticos españoles no han sido capaces de condenarla.

                                               Con el dolor de miles de compatriota que sufrieron tiempo de silencio y sometimiento, por vencidos, por apestados, por “culpables” ante los “vencedores”, cuyos herederos no quieren dejar de exhibir esa mezquina victoria.  

                                               Y ni siquiera vale esa mentira perversa de que no es momento, nunca lo ha sido según ellos, de “reabrir las heridas”, aunque de lo que se ha tratado siempre es de “cerrar esas heridas”.

                                              

 

                                               Torre del Mar    20 - noviembre – 2.015

2520911 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO