Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
La fuerte demanda de oficios absorbe promociones completas de Formación Profesional

06/11/2007.

Las escuelas de Málaga se convierten en cantera de las empresas de carpintería, mecánica, aire acondicionado y construcción. El mercado demanda torneros, fresadores, soldadores y montadores, ocupaciones con un 100% de inserción laboral y de difícil cobertura

Como en cualquier centro educativo, los carteles se han apoderado de cualquier hueco libre en las paredes. En la entrada, en los pasillos, los papeles llaman la atención de jóvenes demasiado acostumbrados a estos reclamos. Pero, mientras en los centros de Secundaria o en la Universidad abundan los de actividades culturales, clases particulares, las ofertas de compraventa o de búsqueda de piso, en los de FP aparecen ofertas de empleo.

La demanda de trabajadores en determinados sectores profesionales es tal que la batalla de los profesores es evitar que los alumnos se marchen antes de terminar los dos años del ciclo. «Luego -les dicen- cobraréis más».

La escasez de torneros, carpinteros e instaladores de frío y calor en la provincia es tal que hace que el mercado laboral absorba de forma inmediata a las promociones enteras recién terminadas. Así ocurre en la especialidad de Fabricación mecánica (que incluye las labores de torno, fresa -fabricación de piezas- soldadura y calderería, entre otros), con un índice de inserción del 100%.

Sin embargo, ello contrasta con la escasa demanda de jóvenes para formarse en esta materia. A juicio del director del Instituto Rosaleda, Jesús Martínez, se debe a la caída de empleo que se vivió durante los años del boom de la Electrónica, en los 70, y que se une ahora al envejecimiento de los especialistas en la materia. «No hay torneros, y los que hay son muy mayores. Los sueldos son muy altos», recalca.

En la actualidad, unos 14.500 malagueños estudian FP. De ellos, el 60% ha optado por una especialidad de rápida cobertura. La rama de Edificación y Obra Civil es una auténtica cantera para la Costa del Sol. Incluye las labores de albañilería, acabados de construcción y Topografía, con un 95% de éxito. Otra opción igualmente cotizada es la carpintería. Sectores como la fabricación y montaje de cocinas ha crecido a un ritmo similar al de las nuevas promociones, aunque nuevamente se enfrenta a la falta de candidatos. «En la madera no se cubre la demanda de las empresas», agrega Martínez.

El sector de la mecánica de automoción es uno de los más demandados, aunque los profesores reconocen que se producen muchos abandonos, porque los estudios son más complejos de lo que a priori consideran los candidatos. No obstante, los que concluyen con éxito tienen las puertas abiertas en los talleres y concesionarios.

Refrigeración

Antonio Barea es profesor y especialista en otro de los estudios que tienen mayor auge, como es el de la climatización. «El 100% de los que terminan tiene trabajo. Es un ciclo muy completo, en el que se forman en ámbitos como refrigeración, aire acondicionado, calefacción y energía solar».

A su juicio, se trata de un ámbito en auge en la Costa del Sol. «Las empresas se quedan con todo el alumnado, incluso los responsables vienen a pedir alumnos para llevárselos». El docente agrega que los especialistas tienen buenos salarios y, sobre todo, empleo desde el primer día.

Similar testimonio ofrece José Torralba, profesor de Electricidad y Electrónica. Estos profesionales son los responsables de montar, entre otras, las infraestructuras comunes de telecomunicación, esto es, el cableado de los edificios. Pero también de la instalación de redes y del mantenimiento de equipos informáticos. «Todos hacen prácticas obligatorias, para lo que buscamos entidades que se ajusten a sus preferencias. Un porcentaje muy alto se incorpora después a la empresa». Como en el caso anterior, en habitual que los empresarios acudan a los centros a pedir personal. «Les damos las listas de los que ya han terminado».

Ninguno de los dos está exagerando. Juan Vela es el responsable de Cotronic, una de las entidades más importantes del sector de la electrónica, especializada en instalaciones de telefonía. «Los alumnos reciben una formación acorde con las necesidades de las empresas. Después del periodo de prácticas, de 200 horas, muchos de ellos se incorporan», expone.

A su juicio, el sector ofrece grandes posibilidades de empleo. En su caso, la entidad suma cuatro jóvenes profesionales cada año. «La mayoría de los antiguos alumnos está trabajando, recurrimos a la bolsa de trabajo del instituto. La demanda es muy fuerte». Y, lo que es más importante, las perspectivas de futuro son buenas. «Depende de ellos. Si se quieren quedar trabajando, se quedan».

Oferta formativa

Las posibilidades de lograr un puesto de trabajo poco después de concluir están por encima del 75% también en especialidades como Comercio y Marketing, Informática, Administración y Hostelería-Turismo. Este último es especialmente llamativo: frente a la demanda de mano de obra en el sector de la restauración, los expertos apuntan que los bajos sueldos hacen que los profesionales formados en Málaga emigren a provincias más espléndidas, como Levante y las islas.

2438128 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO