Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
¿M A T E R I A L F U N G I B L E?

30/11/2015.

«Yo, de niño, nunca tuve miedo. Ni siquiera cuando bombardearon mi niñez, ni cuando salía a la calle en busca del pan de maíz. Lo que me daba miedo era comérmelo porque salían llagas en la lengua». Manuel Alcántara. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Resulta que el 80% de la población mundial se muere literalmente de hambre, de miedo, de espanto . . . mientras el 20% restante cree que vive holgadamente, y seguramente es verdad, sobretodo un 1% que son, sencillamente, multimillonarios.

                                                           Material fungible, intercambiable, renovable, menos que nada . . . como para que les importe menos que poco a la minoría acomodada cómo les va a la gran mayoría abandonada a su “mala” suerte.

                                                           La pasada semana el expresidente de La Comunidad de Madrid, el señor Ignacio González, dirigente del PP, declaró ante La Justicia que “el proceso de venta de casi 3.000 viviendas de protección oficial a fondos de inversión, fondos buitres, transparentes, pulcro, inmaculado, ninguna circunstancia que vulnere la ley”.

                                                           Todo pues “en su maldito sitio”, sin nada que pueda ser “recriminable”, ¿?.

                                                           Por cierto conozco a una mujer joven, vecina de Madrid, íntima de mi hija, que ha perdido una vivienda, una de esas 3.000 viviendas, sobre las que había depositado todas sus ilusiones hacia un futuro venturoso, porque no pudo afrontar la subida en la adquisición de la vivienda porque el nuevo precio se había disparado, y que era lo que le exigía el nuevo propietario, el fondo carroñero, porque ya no podía seguir pagando las mensualidades encarecidas.

                                                           Pero todo estaba ¿ajustado a ley?.

                                                           ¿Incluso el intento de suicido de la chica del párrafo anterior, y las depresión de la que no puede salir?, hundida de por vida. “Todo muy ajustado a ley”.

                                                           En otro sentido resulta que cada día que pasa se pueden apreciar rastros indecentes de “tolerancia” del mundo rico sobre que DAESH y compañía pudiesen vender petróleo, acumulasen armamento, desarrollase un odio y un alistamiento voraz y terrorífico, hasta que ahora parece que empecemos a lamentarlo.

                                                           Según cuentan, el presupuesto para poder llevar a cabo los atentados en Paris apenas ha excedido los 7.000. Desde entonces en la respuesta institucional ya se llevan gastados 1.100 millones de euros.

                                                           Se ha decidido bombardear, en respuesta airada, objetivos terroristas de los yihadistas y concretamente la ciudad de Raca con una población de más de 300.000 habitantes, la inmensa mayoría esclavos, prisioneros de la barbarie islamista radical, víctimas primeros de ese mismo salvajismo.

                                                           Y a día de hoy no se tienen noticias de los destrozos provocados por los bombarderos en la población civil. Por ejemplo ¿cuántos niños han muerto reventados, cuántas viviendas han podido quedar destruidas . . .? sin noticias. No existen.

                                                           Y es que muchas personas en nuestro mundo, en nuestro planeta son muy de tercera categoría, muy material fungible, intercambiable, “destruible”, sin duda, todo muy ajustado a ley, todo “muy pulcro”, como diría el dirigente pepero.

                                                           Y entretanto se promociona “Paris es una fiesta”, de Hemingway, para unos más que para otros, sin duda.

                                                           Torre del Mar    noviembre – 2.015

2467961 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO