Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
N A V I D A D E S B L A N C A S

05/12/2015.

«Quand on a que l´amour» Brel "el 33% de lo ancianos españoles no pueden encender la calefacción en invierno" Jesús nacido en el portal de Belén, Jesús aterido en el portal desvencijado, con corrientes, en el extrarradio, de caridad, de «extranjis», como unos refugiados cualesquiera, de tapadillo, en el portal que era una tejavana sobre tres muros medio caídos, con la angustia metida en el cuerpo . . . de la madre y también en la del padre putativa. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Jesús recién nacido, al relente de la noche, bajo el cielo estrellado, seguramente, entre los parias de la tierra, como un paria más, como una familia “sospechosa”, como una familia que trata de abrirse paso hacia un horizonte demasiado oscuro, demasiado hostil, peligroso, en el arrabal de los desheredados, en una chabola, en medio del fango, bajo el frío sin nada que temple la atmósferas que haga tiritar . . . al niño recién nacido.

                                               Jesús recién nacido en la mirada, en el llanto, en la risa, en los puñitos de algodón y de fiereza incontenible, de pataleos al aire de sus pies diminutos hasta  romper el aire borboteos infantiles que no tienen miedo, como Jesús de Nazareth viniendo a nacer en un portal, junto a un pesebre que contaron los testigos pobres, los pastores que merodeaban a la intemperie destemplada, tan cerca de una foghata, tal vez con un mendrugo de pan y un cacho de queso . . . en el zurrón.

                                               Jesús nacido en un portal y en todos los portales pobres del mundo, en el regazo de un cajero automático, bajo unas mantas de cartón carcomido, en el desamparo de una casa “okupada”, con el miedo metido en el cuerpo, temblando de soledad y ausencia total de calor, envuelto en abrazos de un desahucio amenazante, en el seno de una vivienda social vendida a un “fondo buitre”, víctimas muchos de un ERE cruel, de un despido inhumano, de una sanidad recortada, de una educación en precario, de un regateo mezquino y perverso para quienes solo tienen lo poco de lo que ya . . . carecen.

                                               Jesús de carne y hueso, Jesús en los corazones, los sueños pobres y pequeños de las mujeres y hombres de . . . buena voluntad.

                                               Jesús de porcelana, en cuna de oro y cubierto de armiño. Jesús avergonzado.

                                               Jesús y las navidades de Plácido y la cellisca que azota más fuerte para quienes carecen de . . . luz y calor. Jesús en medio del espumillón más barato, algo descascarillada la loza color carne. Jesús entre los menesterosos de la tierra celebrando . . . el solsticio de invierno, aguardando la . . . luna llena y grande, luminosa y radiante de Enero

                                               Jesús, a su pesar, en los hogares de los poderosos, al resguardo del miedo y el frío, apartado de los zagales acurrucados alrededor de la fogata que apenas ilumina la noche que balbucea miedos y tinieblas, afuera, muy lejos de los cristales empañados de “Navidades blancas” de adornos  brillantes, de raso y terciopelo, con nieve artificial cubriendo el lujo y la algarabía . . . o Jesús corriendo a juntarse con los rapaces que también sabrán . . . darle calor.                                                 

                                               Torre del Mar     29 - noviembre – 2.015

2570069 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO