Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Gneisenau

16/12/2015.

Tarde de domingo, el cielo amenaza lluvia, morro de levante, al fondo la farola y, detrás, la Alcazaba, la catedral y árboles pintados aún de otoño. fuente. ANTONIO CAPARROZ VIDA

La fragata pesaba más de 2.800 toneladas / SUR

La fragata pesaba más de 2.800 toneladas / SUR

Tarde de domingo, el cielo amenaza lluvia, morro de levante, al
fondo la farola y, detrás, la Alcazaba, la catedral y árboles pintados
aún de otoño. Miro hacia el lado de la mar y me embarga la nostalgia y
el recuerdo de aquella lejana canción de la que aún conservo un jirón
en mi memoria. Me la cantaba mi abuela Dolores, la madre de mi
madre, cuando yo era niño en recuerdo del naufragio de aquella
fragata alemana ("Gneisenau"), de aquel triste buque escuela el 16 de
diciembre de 1900:
"Ya no se comen sardinas,
chanquetes ni caramales (sic),
porque se ahogaron en el muelle
los probeticos (sic) alemanes...".
Me voy a casa. Me espera "Scheherazade" de Rimski-Kórsakov

2436083 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO