Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
CONFUSIÓN CEREMONIAL

14/01/2016.

«La cabeza de Artur Mas vale lo mismo que la de un israelita, diez palestino, pues eso mismo, tanto como diez de la CUP». Según dice que lo escuchó Ana Gabriel de la CUP «Lo que las urnas no nos dieron lo hemos corregido». Artur Mas «La mentira es el último recurso de un partido político derrotado e insumiso». Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Y ya hay “president” en Cataluña, ¡albricias!, un tal Carles Puigdemont, exalcalde de Girona, independentista de pata negra y discípulo dilecto de Artur Mas, de su acendrada confianza, y que ha prometido “seguir la hoja de ruta” hacia el objetivo señalado por Mas y sus secuaces independentistas, por lo tanto. Y al efecto, entiéndase que el protocolo oficial se ha de seguir rigurosamente, ¿?, la presidenta de las Corts catalanas, señora Carmen Forcadell, notificará “por escrito”, por e-mail, el nombramiento del nuevo president a su majestad Felipe VI . . . para que, ¡oh cosas de la reglamentaria legitimidad! el rey vigente pueda “nombrar” al president que perseguirá la proclamación de la “República catalana”.

Mientras se estudia la manera de saltarse a la torera la “legalidad vigente estatal española”, a la par que observarán “la legalidad vigente estatal catalana”, al pie de la letra, por orden y dictado del 47,8% de los votos que apuntan a un 52% de los escaños, muy soberanistas, aunque como dijo Rabell todo resulte “una fanfarronada que no se creen ni ellos”.

                                              

                                               “Teatro puro teatro”.

 

                                               Todo muy legítimo, todo muy democrático, de formas estudiadas, de formas recreándose en el pase y en la pose. Sabiendo que la partida había acabado “de momento”, con  la “¿deposición cupera?”, o eso nos ha parecido a la mayoría, con una resolución insólita que “ha asegurado” la intención independentista . . . frente al “inmovilismo nacional y centralista” de buscar, en mutua reciprocidad, un choque de trenes, previsible, catastrófico, a coste superlativo  e impredecible, sobre una ciudadanía doliente y circunspecta, con unos actores principales que no quieren bajarse del proscenio, ¡de ninguna de las maneras!,  con lo que juegan a “hablarse, escucharse, palmearse, indignarse pero menos, zancadillearse pero menos, buscarse horizontes profesionales, muy políticos, muy solventes, muy rentables”, mientras se juega  a “hacer gran política, trascendental política”, como ha de verse . . . ¿al servicio de los ciudadanos más desfavorecidos?, ¡bagatelas!, por la pura soberanía a la que se aspira, sin remedio, tragándose líneas rojas que entretengan al personal enfebrecido.  Vaya uno a creérselo, a favor de los unos o de los otros.

                                               En un perfecto cruce de frases bien trenzadas, o no tanto, hasta hacerse pupa incruenta, dialéctica, polemista, mientras se defienden, ¿?; los derechos de una ciudadanía a la que se le regatea el derecho a opinar, decidir, votar, cambiar de opinión , . . . porque se tiene pánico a escucharles, después de todo, mientras se dejan pasar las legislaturas conspirando desde los estrados de la clase política que sabe muy bien cómo “hacerse permanecer en el centro de la actividad política”.

                                               En tanto la ceremonia continúa y el espectáculo asegura el “no va más” . . . hasta agotar la paciencia de quienes no llegan a mediados de mes.

                                               Aunque los unos y los otros griten “Visca Catalunya lliure” y/o “Viva la unidad de España”, por la grandeza que hará de hacerlos imperecederos a sus defensores inapelables, porque no hay nada que “mover, hablar, dialogar, concluir, pactar, seducir, entender, . . .”

                                               Torre del Mar    enero – 2.016 

2526383 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO