Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
T R A G E D I A

28/01/2016.

«Recuerda la primera vez que él dijo que fue sin querer». María se bebe las calles. Tragedia diaria, sorda y cruel, invisible a menudo, con la insistencia del mal que no cesa, del daño que no descansa, del dolor que no amortigua Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Tragedia ocupando titulares, a razón de un asesinato cada cuatro o cinco días. Con persecución diaria, medidas cautelares diarias, con órdenes de alejamiento diarias, con sentencias diarias contra el acoso, el maltrato, la violencia de género, condenas diarias . . . tragedias servidas a diario, que no logran detener la sangría de las masacres diarias, de las tragedias cotidianas, en miles, en millones de ¿hogares?, mientras se ensalza el machismo violento e irracional, adornándose con chistes burdos y baratos, humillando a las víctimas que callan y lloran en silencio, en tantas y demasiadas ocasiones, contra el feminismo que no se acaba de consentir, de asimilar.

                                                           Tragedias desnudas, descarnadas, mezquinas y viles, cobardes y asesinas, al fin, desde la “masculinidad” enaltecida desde la cuna, desde el “color rosita” y los “aretes” en los lóbulos femeninos y niños, en aras de aquellos atributos machos que habrán de ser venerados en el ara de la más indecente amoralidad . . . de ellos sometiendo a ellas.

                                                           Se calcula que en 2.017 habrá más de tres millones de compatriotas que hayan sido, imputados, condenados, de entre los 16 y los 75 años, como maltratadores, habiendo cometido violencia de género, en cualquier grado, contra mujeres, compatriotas nuestras también y víctimas de esa violencia que es, sin duda, intolerable.

                                                           Y la simiente pues está y estará sembrada, con abundante pulsión, luego la amenaza latente y diaria existe y no es una patraña.

                                                           Tragedias, al cabo, inapelables, en sordina, como si no fuera para tanto, como si se tratara de ciertas anécdotas, algunas sangrientas y letales. Llevaderas o no, sujetas a nuestra vergüenza, desgranando asesinatos que cada vez impactan . . .¿un poco menos?, en tanto se vaya socavando la igualdad, el respeto mutuo, en aras de una convivencia que no se produce, mientras miles, millones de compatriotas teman represar a sus “hogares” , “a que se haga de noche”, “a quedarse a solas con sus maltratadores” . . . un día y otro también.

 

                                                           Torre del Mar    enero – 2.016

2620253 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO