Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
M A C H I S M O V I

29/02/2016.

En la pasada Nochevieja, en la ciudad de Colonia, se produjeron agresiones sexuales masivas, llegándose a detener hasta 78 presuntos agresores. De los cuales solo 7 procedían de Siria e Irak, 57 procedían de Marruecos y Argelia, y el resto de otros orígenes distintos, entre ellos, europeos. La gran incógnita sigue siendo si los ataques fueron el resultado de un contagio masivo de agresividad y desenfreno o fueron fruto de alguna consigna. Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

En todo caso las víctimas fueron numerosas mujeres que jamás debieron verse, desagradablemente, agredidas. En ese mismo sentido y a partir de los datos conocidos, éstos y otros, numerosos intelectuales residentes en países musulmanes del norte africano han denunciado “el grave problema que tiene el islamismo con el tema sexual”. Y por esa razón han sufrido ostracismo, ataques furibundos, desprecio mediático, condena de sus escritos, comentarios y críticas.

                                               Y con todo hay que recordar el dato oficial, espeluznante, de que en Egipto el 99,3% de las mujeres egipcias, es decir ¡todas las mujeres!, han sufrido a lo largo de su vida algún tipo de acoso, abuso y maltrato de carácter sexual, de carácter machista.

                                               Por otra parte cabe destacar la intervención del cantante Alejandro Sanz, en un concierto que estaba dando en México, país en el que la violencia machista campa casi por sus desafueros, para parar una agresión machista al pie del escenario, entre el autismo indiferente, doloso y culpable de la concurrencia que rodeaba al agresor y a su víctima, provocando la expulsión del miserable . . . ¿y?, ¿y qué sabemos de la mujer agredida?, ¿y qué va a ser de esa mujer ahora?, después del espectáculo, edificante, ejemplar, mediático, . . .porque todos sabemos que “la mujer se queda sola, espantosamente sola y abandonada a su miedo” . . . justificado con resultado de muerte “asesinada” . . . como el último caso de Zaragoza, en el que la víctima murió a manos de su agresor, condenado a permanecer alejado, con resultado funesto y con un balance de fracaso del sistema que “no supo proteger a la mujer víctima”.

                                               Y con todo la lucha continúa, la “legítima defensa” se hace indispensable, y la condena sin paliativos ha de ser incontestable, un compromiso inaplazable de la ciudadanía que no debe volver a no darse por enterada.

 

                                                           Madrid    febrero – 2.016

2389510 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO