Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
SOBRE LA EVANESCENCIA

07/03/2016.

Por la pura inanidad del interés simple dictado desde arriba, ahora que los poderes financieros no alarman con la inestabilidad, siempre que se pongan de acuerdo «los mismos aunque con distintos bozales» . . . para que nada de «lo suyo» corra peligro. Corre por ahí una declaración de la obviedad más cateta que suele asegurar para enaltecer a alguien que «es amigo de sus amigos», y se quedan tan panchos, los amigos y el colega de los amigos Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

La sustancia del discurso repetitivo de Susana Díaz, sultana de Andalucía, se reduce a aquello de “Lo que yo quiero es lo mejor para los andaluces y por lo tanto para los españoles, y en consecuencia, cuando yo quiero lo mejor para los españoles es porque quiero lo mejor para los andaluces”, ¡y olé!. ¿Es fácil de retener o no?, y no tiene porque salirse de ese bucle inagotable y que no niega ni la mayor ni la menor la gran baronesa del PSOE. El mismo partido que vigila porque no se “desmande” ni poco ni mucho su líder hipotecado. Porque “los malos” ya están señalados y no se puede dejar de “saber elegir” a los amigos adecuados. Y así “las perras” las acordará Pedro Sánchez y sus mariachis con el ala derecha, incluso aunque sea civilizada, y los “aspectos” de las políticas sociales con los izquierditas podemitas, ¡qué puntillosos!, en un “más difícil todavía” si se logra acabar de pie.

                             Y el personal con poder respira más tranquilo con la deriva más decidida del PSOE domesticado, ¡ya no se hacen llamadas al alarmismo!, tal vez porque los radicales ya ¿están descartados?, habiendo sido elegida la opción más homologada de Ciudadanos que está loco por “enganchar o engancharse” al poder de una estabilidad ¿tripartita?.

                             Y saben perfectamente los poderosos que las cosas van bien encauzadas.

                             Y uno no entiende tanta sumisión al poder, ¿o sí?, cuando después de la porquería que está saliendo en el “partido todavía más votado”, el PP, con un Rodrigo Rato, el súper ministro del milagro económico, ¿qué milagro?, y su secuela bien aprendida de facinerosos que gozaron de tanto poder, ahora medio rechazados, medio comprendidos, medio sobreseídos, como cuando el valor emergente del PP, una tal Andrea Levy, acepta que la tal Rita Barberá, nueve de diez de sus concejales están investigados judicialmente, exalcaldesa de una ciudad donde los colegios públicos se construían con barracones, dé explicaciones, las suyas, en rueda de prensa y no quiera acudir a Las Corts valencianas, órgano superior en Valencia, el mismo que, por cierto nombró senadora a Rita Barberá.  

                             A finales del siglo XIX, el maestro Ibsen publicó se representó la obra de teatro “El enemigo del pueblo”. En su trama se explica  cómo es declarado “enemigo del pueblo”, condenado y expulsado de su pueblo por haber denunciado la contaminación de las aguas del balneario que enriquece a sus vecinos, por filtración de sus propias aguas fecales, y exigido que se corrija ese envenenamiento soterrado, no conocido, letal, por cierto de visitantes y también de quienes no quieren saber nada de reconocer el propio veneno que también . . . les está matando.

                             Y así tal vez nos estamos preguntando y explicando cómo se sigue aún admitiendo que los fraudes, las estafas, la corrupción, . . . los cohechos, las malversaciones, las mentiras, . . . formen parte de nuestro panorama cotidiano sin demasiado escándalo, sin contundente rechazo . . . por una ciudadanía que no quiere saber nada del autoenvenenamiento . . . ante los juegos malabares y evanescentes de los nuevos líderes que creen poder abrazarse al poder . . .”delegado”.

2528621 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO