Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
«DISCULPE EL SEÑOR . . »

18/04/2016.

Joan Manuel Serrat «Disculpe el señor si le interrumpo, pero en el recibidor hay un par de pobres que preguntan insistentemente por usted. No piden limosna, no, ni venden alfombras, tampoco elefantes de ébano. Son pobres que no tienen nada de nada. . .» Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Pobres de barrio, pobres de salida de misa mayor, pobres propios, inofensivos e indoloros, pobres que adornan el paisaje de las conciencias adormecidas, a nuestros pies, por unas monedas, unos céntimos y un eterno agradecimiento.

 

“ . . .no entendí muy bien, sin nada que vender o nada que perder, pero por lo que parece tiene usted alguna cosa que les pertenece. ¿Quiere que les diga que el señor salió . . .?, ¿que vuelvan mañana, en horas de visita . . .?, ¿o mejor les digo como el señor dice: “Santa Rita, Rita, Rita, lo que se da, no se quita . . .?”

 

Famélicas legiones al servicio del sistema “liberal y capitalista”, desigual e injusto por pura definición y principios, de los unos contra los otros, sobre los otros, explotando a los otros, en un abusivo reparto de la riqueza, para que unos pongan posean casi todo y el resto apenas tengan con qué vivir, en los confines de la miseria y el hambre, el abandono y el desamparo . . .

 

“ Disculpe el señor, se nos llenó de pobres el recibidor y no paran de llegar, desde la retaguardia, por tierra y por mar. Y como el señor dice que salió y tratándose de una urgencia, me han pedido que les indique yo por dónde se va a la despensa y que dios se lo pagará. ¿Me da las llaves o los echo? Usted verá que mientras estamos hablando llegan más y más pobres y siguen llegando . . .”

Tras nuestras fronteras, a la otra parte de las vallas, los muros, las alambradas, muy lejos, en los documentales que nos recuerdan que hay pobres en aséptico color. Desde sus infiernos hacia ¿“nuestros paraísos”?.

 

“¿Quiere usted que llame a un guardia y que revise si tienen en regla sus papeles de pobre . . .? , ¿o mejor les digo como el señor dice : “Bien me quieres, bien te quiero, no me toques el dinero . . .?”.

Disculpe el señor pero este asunto va de mal en peor. Vienen a millones y curiosamente, vienen todos hacia aquí. Traté de contenerlos pero ya ve, han dado con su paradero. Estos son los pobres de los que le hablé . . .”.

 

En un espectáculo demasiado sensible o demasiado dantesco, hacia “una caída inevitable del Imperio”, por mucho que se resista a dejarse anegar bajo su propia medicina de prepotencia e insolidaria actuación contra los millones y millones de seres humanos dejados a su desventura, víctimas de la desigualdad insoportable llevada a cabo, defendida con saña y perversidad por quienes “se parapetan” de tantos pobres, de tantos desheredados, de tantos refugiados que solo aspiran a “un lugar bajo el sol”.

Madrid abril – 2.016

2388642 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO