Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
L A V I D A S I G U E I G U A L . . .

25/04/2016.

«Y el temporal arreciaba, y la nave zozobraba, y el hombre puso una vela, y el hombre se puso a rezar, y . . . dios quedó avergonzado». Antonio García

Y la vida sigue igual, y regocijados, nuestros mandamases aseguran que un horizonte más halagüeño va abriéndose, por la recuperación económica, autoencerrados en nuestros miedos, soliviantados desde nuestros odios.

Mientras nos auguran un gran negocio, el turismo que ha vuelto a florecer, a miles y a millones de usuarios felices, mientras se hunden otros mundos olvidados, condenados al hambre, al sufrimiento diario de la persecución fanática, religiosa, intolerante, política, la guerra, el subdesarrollo . . .consentido.

“Ayer escuchaba a un superviviente del terremoto de Ecuador, un español afincado con su familia en Guayaquil, que había vivido el horror del terremoto, que había sufrido el movimiento de la tierra, del bamboleo que había sufrido su vivienda con todos los suyos dentro. Cuando el periodista le pregunta si han sufrido heridas, si la vivienda se ha hundido . . . el superviviente comenta que no, que su casa estaba bien construida”.

Y desgraciadamente, como siempre, se comprueba que la tragedia se ceba con los más pobres, con los desfavorecidos, con los desheredados, abandonados a su mala suerte.

 

Y Hollande prorroga el Estado de emergencia dos meses.

Y nuestros patricios públicos andan enzarzados en sus políticas que también son las nuestras y no caemos en la cuenta que nosotros también, seguro, tendríamos, tenemos el poder por desbancar a los miserables, incluso, aunque se escondan tras sus mentiras, tras la desfachatez de su insensibilidad manifiesta.

Y el presidente Rajoy decía hace poco que el asunto de los refugiados le apena mucho pero que “estas cosas van muy despacio”. Y se quedaba tan ancho. Y España solo ha acogido a 18 seres humanos que pretendían llegar al paraíso, ¿?, a Europa.

Y siguen reuniéndose los gobernantes europeos y la marea humana, desesperada continúa intentando alcanzar el paraíso soñado, el maldito paraíso soñado, el mísero, vil y perverso edén imaginado . . .

Y hoy en el diario un nuevo bofetón moral, una fotografía, una imagen insoportable, tan dolorosa como una Dolorosa de oro y seda, tan injusta, tan intolerable, tan vergonzante como una expíación ¿por nuestros pecados? . . . mientras podemos contemplar : “Llegando al paraíso”, donde se puede ver a una joven mujer gritar, pedir auxilio, desesperadamente, a punto de ser arrastrada al fondo del mar, junto a unas piedras, ¿cerca de la orilla, sin soltar a un bebé del que solo se puede ver su bracito . . . dos seres humanos a expensas de la ayuda . . .¿de un continente, de una civilización, de unas poblaciones . . .? de unas manos que no duden si conviene o no, que regatean si ayudan o si no ayudan . . . y es nuestra responsabilidad, y estoy seguro que si dios existiese estaría absolutamente avergonzado, y no podremos dejar de ser responsables de las políticas que fomentan la desigualdad, gracias a nuestros votos, gracias a nuestro silencio, gracias a nuestro olvido. . . como para vomitar cuando aseguran que ¿la vida sigue igual . . .? porque ya se nos está olvidando la espantosa imagen. Madrid abril – 2.016

2658091 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO